División en AICO por entrega de avales

La nueva dirección del movimiento político revocó algunos vales que ya habían sido entregados. Al considerar que se trata de una ilegalidad, fue radicada una tutela para reversar esa decisión.

Bairon Caballero Ballesteros, exrepresentante legal de AICO en el municipio de Codazzi (Cesar)

 Hasta el viernes tienen plazo los partidos para modificar las listas de candidatos a las elecciones regionales, y mientras el tiempo se agota, el Movimiento Autoridades Indígenas de Colombia (AICO) tiene una disputa interna por cuenta de la revocatoria de algunos avales que ya habían sido entregados. El asunto ya pasó a los tribunales en donde tendrá que resolverse una acción de tutela que defina la legitimidad de las inscripciones.

El asunto tiene que ver con la una decisión que tomó el Consejo Nacional Electoral (CNE) hace algunas semanas, con la que generó cambio en la dirección de AICO. La nueva jefatura tomó la decisión revocar gran parte de los avales que ya habían sido entregados, aunque, como lo ha señalado la Registraduría, luego de haberse inscrito los candidatos estos no se pueden revocar. Sin embargo, sí se pueden realizar modificaciones en las listas en casos de no aceptación de la candidatura o renuncia de la misma.

Este argumento generó que Bairon Caballero Ballesteros, exrepresentante legal de AICO en el municipio de Codazzi (Cesar), radicara una acción de tutela reclamando que se mantenga la validez de la lista que se presentó para el concejo de este municipio el pasado 16 de abril y que había sido respaldada por el entonces representante legal de AICO, Antonio Sosa Escobar.

La nueva dirección, en cabeza de Manuel Bitervo Palchuacan, presentó una nueva lista que recibida por el registrador municipal Bladimir Larios Peñalosa, asunto que generó la disputa interna y la decisión de Caballero Ballesteros de presentar una denuncia por prevaricato contra el registrador municipal.

En total, se trata de cerca de 100 avales que fueron retirados y varias listas que fueron reemplazadas, lo que tiene enfrentados a dos sectores en el movimiento AICO. Por ahora, la decisión queda en manos del CNE que tiene hasta el viernes para validar la decisión de las nuevas directivas o mantener las inscripciones que ya se habían realizado. No obstante, la respuesta a la acción de tutela presentada por Caballero Ballesteros sería la última palabra.