¿Cómo responder a los retos en materia de medio ambiente y desarrollo sostenible?

hace 31 mins

A dos años de la posesión del próximo presidente, Vargas Lleras "se lanzó al agua"

El vicepresidente está en el sonajero de los más firmes aspirantes en la carrera presidencial de 2018.

El vicepresidente Germán Vargas Lleras.Cortesía Vicepresidencia

El vicepresidente Germán Vargas Lleras, a dos años de que deba posesionarse el próximo Presidente de la República -7 de Agosto de 2018-, literalmente "se lanzó al agua".

Siendo uno de los firmes aspirantes a 2018 y con una alta popularidad en los recientes sondeos de opinión, decidió darse un chapuzón en la cascada Los Frailes, ubicada en el Santuario del Otún del Parque del Otún.

Aún sin tener una fecha exacta para dejar el cargo y no quedar inhabilitado para presentar su candidatura a 2018, Vargas Lleras adelanta varios recorridos por el país inspeccionando las obras del plan 4G, las carreteras de cuarta generación que son el mayor adelanto en infraestructura del país.

El vicepresidente visitó este domingo el departamento de Risaralda, al acompañar la posesión del nuevo Viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Alberto Botero López, acto que tendrá lugar en el Parque del Otún.

Botero López es médico cirujano de La Universidad Tecnológica de Pereira, con especialización en Gerencia de Servicios de Salud de la Universidad Cooperativa de Colombia. Se desempeñó en dos ocasiones como Gobernador de Risaralda y fue Presidente de la Junta Directiva de la Corporación Autónoma de Risaralda, CARDER.

Carlos Alberto Botero tiene grandes retos en materia ambiental, pero estamos seguros de que este es un hombre capaz y un excelente líder, que desempeñará un gran papel al frente de este viceministerio tan importante”, dijo Vargas Lleras.

A partir de este domingo restan 730 días del gobierno de Juan Manuel Santos y por ende también corre a toda prisa el periodo de definiciones de los altos funcionarios que aspiran ser el próximo mandatario de los colombianos.

De ahí la importancia que empiecen a definirse quiénes "se lanzarán al agua" para presentar sus aspiraciones. Un año antes de la inscripción de su candidatura deberán dejar el cargo quienes tienen la intención de suceder a Juan Manuel Santos.