Dos años después de fallo de La Haya, Gobierno presentó resultados del plan para San Andrés

Tras la derrota jurídica con Nicaragua en 2012, el Gobierno desplegó una inversión cercana a los $625.000 millones en el Archipiélago.

Dos años después de que se conociera el fallo de la Corte Internacional de Justicia, que le concedió a Nicaragua parte del mar territorial del Archipiélago de San Andrés, el Gobierno presentó el balance del Plan San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que, en su momento, fue mostrado como un ejercicio de soberanía y respaldo a la población insular.

El alto gobierno, que este martes trasladó a San Andrés a la mayoría de sus funcionarios, entregó un pormenorizado resumen de las acciones que ha emprendido durante los últimos 24 meses con inversiones que ascienden a los $625.000 millones de pesos.

 

El clima político de las islas ha estado encendido. En las últimas semanas, los pueblos raizales del archipiélago se han reunido para construir un estatuto autonómico y varias organizaciones sociales han pedido al Gobierno que se apoye en las personas de la región para diseñar, precisamente, sus intervenciones en el territorio.

 

Por ejemplo, se quejan de que la respuesta más contundente a los reclamos de la población pescadora tras el fallo de La Haya haya sido un subsidio que excede los $1,5 millones por familia. Toda vez que para reclamar dichos subsidios solo es necesario llenar unas formas y declararse pescador, se ha incrementado injustificadamente el censo de pescadores y, además, el dinero de asistencia ha provocado grietas en el tejido social.

 

Entre 2012 y 2014, el Gobierno ha entregado subsidios a 1166 pescadores artesanales y otorgado 77 créditos por valor de $1.482 millones para financiar el costo de faenas de pescadores industriales.

 

Con problemas como ese, y la sobrepoblación que se incrementa día a día en la isla, la gobernadora Aury Guerrero Bowie y representantes de los raizales recibieron al presidente Juan Manuel Santos que, recordando que la acción focalizada del Gobierno en San Andrés seguirá su rumbo, aprovechó para destacar las inversiones que ha hecho el Ejecutivo en las islas.

 

El presidente destacó proyectos como la adecuación de las vías principales de San Andrés y Providencia, que ya han avanzado el 75% y 92% respectivamente; la entrega de subsidios para mejoras en vivienda para 306 familias o la construcción del alcantarillado del sector de Natania (que aumentará del 44% al 73% la cobertura del servicio en la isla).

 

Uno de los avances más grandes del Plan San Andrés ha sido la Educación. ecas de educación superior. “Con una inversión de $34.500 millones de pesos se otorgaron créditos condonables para 700 alumnos: 600 para pregrado y 100 para posgrado, cubriendo el 100% del valor de la matrícula y un subsidio de sostenimiento. Nueve proyectos de inversión en Infraestructura y dotación educativa en el cuatrienio pasado. Así como el Programa de Inmersiones en el Exterior que financió el viaje de 15 docentes de inglés en Edimburgo /Gran Bretaña), por tres semanas para fortalecer la enseñanza de ese idioma”, destacó la Presidencia.

 

Otro de los asuntos que trató el Gobierno con los isleños fue el balance agridulce de las consultas previas para la ampliación del aeropuerto y las construcciones del parque de energía eólica de SOPESA, la “planta de residuos sólidos urbanos de SOPESA” y el dragado del puerto de la isla de San Andrés.

 

Mientras el Ejecutivo sostiene dentro de sus logros que acompañó efectivamente a las comunidades en la discusión de los proyectos, organizaciones sociales como Amen-sd, raizal, dice que los proyectos no son discutidos suficientemente con los isleños pues ya vienen concebidos y a punto de comenzar, sin que medie efectivamente la opinión de los pobladores.

 

María Lorena Gutiérrez, ministra consejera de Gobierno y para el sector privado, el Ministerio del Interior y la canciller María Ángela Holguín seguirán liderando la ejecución de los programas de Gobierno y la interlocución de las autoridades locales con las distintas carteras del gobierno central.