Duque convoca a partidos para que acompañen reformas a la extradición

El jefe de Estado dijo que no comparte la decisión del tribunal transicional y, en tal sentido, se sumó a la decisión de la Procuraduría de interponer un recurso contra la misma. Por eso, dijo que está listo a firmar la extradición de Santrich cuando sea necesario. También lamentó la renuncia del fiscal Martínez.

El presidente Duque respaldó la decisión de la Procuraduría de interponer un recurso contra la decisión de la JEP que negó la extradición de Santrich. SIG

El presidente de la República, Iván Duque, se refirió la noche de este miércoles a la decisión que adoptó la Jurisdicción Especial de Paz de negar la solicitud de extradición de Seuxis Paucias Hernández Solarte, conocido como Jesús Santrich y la orden que emitió a la Fiscalía para que lo dejara libre de manera inmediata. Duque dijo que no comparte la decisión adoptada por el tribunal transicional y advirtió que vendrán reformas. “Convoco a los partidos políticos para que adelantemos las reformas necesarias que nos permitan cerrarles las puertas al narcotráfico, a la impunidad, y fortalecer la extradición como uno de los mecanismos que han probado su eficacia en la lucha contra los criminales transnacionales”.

Además, dijo que respalda la decisión de la Procuraduría General de interponer un recurso contra la decisión de la JEP sobre Santrich. “No estamos frente a un caso cerrado. Toda la institucionalidad del Estado garantizará la aplicación de la justicia, la cooperación judicial, y todas las herramientas a su disposición para que no haya impunidad serán empleadas”, dijo. Por eso, agregó que está dispuesto a firmar la extradición de Santrich si dicho recurso se resuelve en favor de la petición del jefe del ente disciplinario, Fernando Carrillo.

(Le puede interesar: El futuro de la curul de "Santrich" y los coletazos políticos de la decisión de la JEP)

“Como presidente de la República, he estado, estoy y estaré siempre listo a firmar la extradición de alias ‘Jesús Santrich’ y de cualquier otro sindicado por narcotráfico, en apego a la Constitución y la Ley. La genuina verdad, la genuina justicia, la genuina reparación y la genuina garantía de no repetición de las víctimas quedarían en riesgo en caso de tolerar la reincidencia criminal. La Justicia debe estar siempre, siempre, al servicio de las víctimas y no de los victimarios”, añadió Duque.

El presidente afirmó sentirse “indignado”, así mismo, con que se haya ordenado la libertad del excomandante de las Farc pues, según dijo, existen pruebas contundentes de que Santrich sí estaba orquestando un plan para enviar, al menos, 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos después de firmado el Acuerdo de Paz, en diciembre de 2016. Por tanto, añadió Duque, se daban las condiciones para que procediera la extradición.

(Lea: “Exigimos que Jesús Santrich pueda salir cuanto antes”: FARC)

Sobre la renuncia del fiscal Martínez, el presidente dijo lamentar la decisión, y reiteró que, de la mano con él a la cabeza del ente acusador, el Gobierno trabajó “con determinación en la lucha contra la criminalidad y la corrupción, y quien con todo su equipo han sido defensores del Estado Social del Derecho”. En tal sentido, reiteró su defensa a las objeciones que presentó a la JEP señalando que, de haberse avalado en el Capitolio, se habría garantizado una genuina reparación a las víctimas del conflicto armado.

“El narcotráfico en Colombia representa una grave perturbación del orden público que amenaza la estabilidad institucional en distintas regiones del país. Los asesinatos de líderes sociales, la influencia de carteles en regiones vulnerables, la expansión de los cultivos ilícitos, y el debilitamiento de herramientas como la extradición, son amenazas que vamos a enfrentar con todas las opciones que nos brinda la Constitución. Quiero que quede claro para todo el pueblo colombiano que nuestro país no cohabitará con el narcotráfico”, concluyó el presidente.

La declaración del primer mandatario se dio luego de que, a puerta cerrada y por cerca de cinco horas, sostuviera una reunión con su equipo más cercano. A la Casa de Nariño llegó su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez; las ministras de Interior y de Justicia, Nancy Patricia Gutiérrez y Gloria María Borrero, respectivamente; el canciller, Carlos Holmes Trujillo; el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos; el consejero para los Derechos Humanos, Francisco Barbosa; y el consejero de Seguridad Nacional, Rafael Guarín.

(Le puede interesar: "La JEP se suicidó": Partido Conservador)

Poco antes, el propio fiscal general, Néstor Humberto Martínez, llegó a la residencia presidencial para notificarle personalmente al jefe de Estado su decisión de retirarse del cargo. Asunto que, en todo caso, será definido por la Corte Suprema de Justicia que tendrá que aceptarle la renuncia “irrevocable” como cabeza del ente acusador. Allí, le reiteró a Duque su “conciencia y su devoción por el Estado de Derecho” le impedían acatar la orden de la JEP de dejar en libertad a Santrich.

Esta es la declaración completa del presidente Duque:

El Gobierno Nacional respeta la Constitución y, por ende, la separación de poderes. No obstante, compartimos la indignación del pueblo colombiano por la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de ordenar la libertad del sindicado por narcotráfico en Estados Unidos, alias ‘Jesús Santrich’.

El sindicado ‘Santrich’ fue capturado por órdenes de la Fiscalía General de la Nación con fines de extradición por la comisión del delito del narcotráfico el 9 de abril de 2018. Conforme a lo señalado por el Fiscal General, existen pruebas concluyentes e inequívocas con respecto a la comisión del delito de narcotráfico luego del 1° de diciembre de 2016.

La reincidencia en delitos de narcotráfico o cualquier otra conducta criminal es un ataque a las víctimas y a todo el país y, por lo tanto, se deben aplicar sanciones que respondan contundentemente a la legalidad y la justicia.

Dos de las objeciones por inconveniencia que presenté al Congreso de la República, relacionadas con el debilitamiento de la extradición, buscan evitar este tipo de desenlaces que hoy nos indignan. Actuar con la Constitución en la mano y en defensa de la legalidad y del Estado de Derecho, así como el fortalecimiento de la cooperación judicial internacional, fueron algunas de las razones por las cuales presentamos las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP.

El Gobierno Nacional respalda la decisión del señor Procurador General de la Nación de apelar la decisión, pues no estamos frente a un caso cerrado. Toda la institucionalidad del Estado garantizará la aplicación de la justicia, la cooperación judicial, y todas las herramientas a su disposición para que no haya impunidad serán empleadas.

Lamento la renuncia del Fiscal General de la Nación, con quien hemos trabajado con determinación en la lucha contra la criminalidad y la corrupción, y quien con todo su equipo han sido defensores del Estado Social del Derecho.

Preservaré por encima de todo la solidez institucional de nuestro país. Convoco a los partidos políticos para que adelantemos las reformas necesarias que nos permitan cerrarles las puertas al narcotráfico, a la impunidad, y fortalecer la extradición como uno de los mecanismos que han probado su eficacia en la lucha contra los criminales transnacionales.

Como Presidente de la República, he estado, estoy y estaré siempre listo a firmar la extradición de alias ‘Jesús Santrich’ y de cualquier otro sindicado por narcotráfico, en apego a la Constitución y la Ley. La genuina verdad, la genuina justicia, la genuina reparación y la genuina garantía de no repetición de las víctimas quedarían en riesgo en caso de tolerar la reincidencia criminal. La Justicia debe estar siempre, siempre, al servicio de las víctimas y no de los victimarios.

El narcotráfico en Colombia representa una grave perturbación del orden público que amenaza la estabilidad institucional en distintas regiones del país. Los asesinatos de líderes sociales, la influencia de carteles en regiones vulnerables, la expansión de los cultivos ilícitos, y el debilitamiento de herramientas como la extradición, son amenazas que vamos a enfrentar con todas las opciones que nos brinda la Constitución.

Quiero que quede claro para todo el pueblo colombiano que nuestro país no cohabitará con el narcotráfico.