Duque en Europa: una visita nublada por las protestas

De las tres visitas oficiales que ha hecho al viejo continente, en dos de ellas manifestantes colombianos le han hecho saber al mandatario su preocupación por la implementación del Acuerdo de Paz y los asesinatos de líderes sociales.

En su visita actual a Europa, en Londres y Ginebra, el presidente Duque ha sido objeto de protestas de defensores del Acuerdo de Paz y los derechos laborales. Cortesía

El anuncio del viaje del presidente Iván Duque a Londres activó las alertas de organizaciones sociales, reunidas a través de la etiqueta #DefendTheDefenders, las cuales lo esperaron a su llegada para hacerle saber su descontento por la forma en cómo ha asumido el proceso de implementación del Acuerdo de Paz y su preocupación por el alarmante aumento de asesinatos a líderes sociales, defensores de derechos humanos y excombatientes de las Farc.

Lea: Así fueron las manifestaciones que recibieron a Duque en Londres.

Pancartas en las que se ven retratos de algunas de las personas asesinadas, una lista de los nombres de líderes que murieron en hechos violentos, mensajes tales como: “Detengan el asesinato de nuestros líderes sociales en Colombia”, banderas de Colombia y hasta la paloma de la paz ensangretada, símbolo del Acuerdo de La Habana, acompañaron los gritos de los protestantes, algunos de los cuales, incluso, tildaron de "asesino" al presidente Duque. Un hecho que fue rechazado por diferentes voces al interior del Gobierno y el Congreso.

Pero además del movimiento #DefendTheDefenders, un centenar de parlamentarios británicos también prepararon un debate de control político (Early Day Motion) para discutir sobre el avance de la implementación del Acuerdo de Paz y manifestar sus inquietudes sobre el asesinato de líderes sociales y por el rompimiento definitivo de los diálogos con el Eln.

Y aunque las protestas se dieron por superadas en Londres, en Ginebra, Suiza, un grupo de sindicalistas colombianos también esperaron al primer mandatario para criticar su gestión ante el plenario de la Organización Mundial del Trabajo (OIT). En su intervención, el jefe de Estado destacó lo que, para él, son acciones exitosas de su gobierno en el marco del mejoramiento de las condiciones laborales en el país.

“Como presidente participé, por primera vez, en la Mesa de Concertación Laboral para plantear la urgente necesidad de firmar un pacto por el trabajo decente (…) ese acuerdo ha traído frutos que son visibles en estos diez meses de gobierno. Por ejemplo, haber alcanzado de manera concertada el mayor aumento del salario mínimo, en términos reales, en los últimos 25 años, (…) haber alcanzado el mayor aumento en 14 años, en el auxilio de transporte”, compartió Duque.

Entre otros “hitos”, como los llamó, destacó el aumento de 4.5% de los salarios de trabajadores públicos, los programas de educación virtuales para los 906 inspectores laborales, la ventanilla única en materia laboral, y el Piso Mínimo Social, en el que les dan posibilidades a los trabajadores informales contribuir en su pensión.

Por esa exaltación del avance del país en materia laboral, manifestantes sindicalistas le gritaron al mandatario por la supuesta muerte de un sindicalista, sin mencionar el caso específico, “¿Por qué no habló de eso?”, se escucha el cuestionamiento en primer plano, mientras Duque saluda de mano a algunos asistentes del pleno, quienes lo aplauden, y se defiende asegurando que están protegiendo los derechos de los trabajadores.

“No hable de lo bueno, no hable de lo bonito, asesinos, no diga solo cosas bonitas, diga la verdad, por qué no dice lo que pasa realmente en Colombia, diga lo que pasa en Colombia”, continúan los gritos de protestas, que tratan de ser acallados con más aplausos y voces de “bravo” para el jefe de Estado.

“Muy bueno poner la cara aquí, pero no sabe lo que sufrimos los trabajadores colombianos (…) Y trae su comisión de aplausos”, se termina de escuchar en el corto video publicado en la cuenta de Twitter del usuario Richard Yanten.

Lo de Londres y Suiza no son los únicos episodios en los que Duque es increpado por manifestantes en el exterior. El año pasado, en su visita a la Unesco, en Francia, un grupo de protestantes fueron expulsados del evento al que se inscribieron, mientras que a otros les cerraron la puerta para impedir su ingreso. El personal de logística se excusó del inconveniente aduciendo de que era “instrucción de la delegación colombiana”. Igualmente, en esta ocasión, colombianos residentes en el país galo se agolparon a las afueras de la sede del organismo internacional para exigir por la seguridad y protección de los líderes sociales.

También, durante esa visita en noviembre de 2018, en el encuentro de SciencesPo, estudiantes de la Escuela de Ciencias Políticas de París y una profesora de la Universidad Nacional cuestionaron al jefe de Estado sobre la desaparición de jóvenes en la jornada de marchas por la educación superior que comenzó en octubre y se extendió hasta noviembre en el país.

Pero ahí no terminan las protestas, en Argentina, manifestantes de Greenpeace pidieron por una Colombia libre de asbesto, proyecto de ley que fue aprobado por el Congreso la semana pasada. Además, un periodista de ese país, también exigió por la protección a líderes sociales, como acto de solidaridad con quienes han perdido su vida por defender los derechos humanoos. En respuesta, el primer mandatario aseguró que “los estamos defendiendo (…) vamos a meter a la cárcel”, se le alcanza de escuchar a Duque.

 

866805

2019-06-19T15:52:57-05:00

article

2019-06-19T16:24:59-05:00

nataliatamayogaviria_1236

none

-Redacción Política

Política

Duque en Europa: una visita nublada por las protestas

53

7208

7261