Duque llama “ratas de alcantarilla” a contratistas que desvían plata de alimentación escolar

Noticias destacadas de Política

El mandatario se refirió a las reformas a los PAE, ideadas para robustecer las bases de datos y hacer seguimiento al desempeño de los contratistas. Previamente, hubo alerta por raciones de alimentos que contratistas del ICBF entregaron a 15.000 muertos.

Luego de que la Contraloría alertó que 28.000 raciones de alimentos fueron entregadas por contratistas del ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar) a 15.000 beneficiarios fallecidos, este martes el presidente Iván Duque se refirió a las medidas adoptadas para fortalecer los PAE (Programas de Alimentación Escolar) y calificó como “ratas de alcantarilla” a quienes desvían los recursos destinados para esas políticas.

El mandatario sostuvo que su Gobierno ha implementado medidas para reformar los PAE, buscando robustecer las bases de datos y hacer seguimiento al desempeño de los contratistas, a lo que se suma que haya una administración independiente por parte del Ministerio de Educación.

En contexto: La eterna crisis del Plan de Alimentación Escolar en Colombia

Sin embargo, rechazó que haya quienes se lucren con el desvío de esos recursos, destinados para “lo más preciado de Colombia, que son nuestros niños”.

“Es doloroso que se presenten ratas de alcantarilla que son esos contratistas que tratan de buscar artilugios para desviar recursos para quedarse con ellos en los bolsillos y no entregárselas a los niños de Colombia”, dijo el jefe de Estado, quien dijo que el ICBF ha dado pasos importantes para aumentar el control a los contratistas través de la tecnología.

“Tenemos que ser contundentes frente a las ratas de alcantarilla que han tratado de desviar los recursos. Hay Tolerancia cero frente a esos hechos”, agregó el primer mandatario, quien impartió la orden al ICBF y al Ministerio para denunciar penalmente a los contratistas que incurran en manejos fraudulentos de los planes de alimentación escolar.

Duque solicitó acelerar la entrada en funcionamiento de la plataforma de inteligencia artificial BETTO (Bienestar, Eficiencia, Tecnología, Transparencia y Oportunidad), liderada por el ICBF y presentada el pasado viernes. “Se ha venido haciendo un trabajo arduo, pero ciertamente tenemos que acelerar la entrada en funcionamiento del sistema BETTO, y que el cruce de bases de datos con la Contraloría sea cada vez más efectivo, con el apoyo de la Registraduría Nacional del Estado Civil”, expresó.

Previamente, la Contraloría identificó 69 alertas en la entrega de raciones de alimentos que hicieron contratistas del ICBF a supuestos beneficiarios durante la pandemia del COVID-19, en ejecución del Programa de Canastas Nutricionales.

“Hay beneficiarios que aparecen en la Registraduría Nacional como fallecidos, pero a los que contratistas les entregaron ración de alimentos; menores de edad que en la misma base datos están reportados como muertos, pero que su documento estaría siendo suplantado por beneficiarios; y casos como el de una madre que recibió raciones por 172 hijos que tendría en un solo municipio”, dijo la entidad.

Comparte en redes: