Duque rechazó las "expresiones de violencia" que se presentaron durante las marchas

Además, el primer mandatario le pidió a las autoridades encontrar a los responsables y llevarlos ante la justicia.

Iván Duque, presidente de Colombia. Presidencia

Tras la jornada de marchas que se vivieron este jueves 8 de noviembre en todo el país, y que especialmente en Bogotá afectaron a la ciudadanía, a miembros de la Fuerza Pública y que originaron bloqueos y cierres en el sistema de transporte masivo de la ciudad, el presidente de la República, Iván Duque, rechazó a lo que denominó "expresiones de violencia". (Lea: Se normaliza la operación de Transmilenio por manifestaciones)

“Quiero expresar de manera clara y contundente, mi rechazo total a las expresiones de violencia que se presentaron el día de hoy por parte de algunos individuos, que violentaron establecimientos de comercio, que violentaron medios de comunicación, que paralizaron la movilidad de muchísimos ciudadanos, que afectaron la tranquilidad en la vía publica". (Lea: El día de las marchas en Bogotá)

Las instalaciones de RCN Radio sufrieron, una vez más, un ataque donde varias personas no solo atentaron contra el edificio a punta de pinturas y piedras, sino contra un grupo de uniformados que prestaba vigilancia en el sitio. En medio de los hechos, uno de los manifestantes lanzó contra los policías un artefacto incendiario que hizo que uno de los uniformados resultara con quemaduras.

Video: En medio de manifestaciones, vuelven a atacar sede de RCN Radio

Además, le pidió a las autoridades encontrar a los responsables y llevarlos ante la justicia "porque lo que hay es una violación flagrante de la Constitución y de la ley". Puntualizó que acepta la protesta pacífica, pero no "las expresiones de violencia de afectación de la ciudadanía y que constituyen delitos y comportamientos repudiables, tienen que ser sancionados de manera ejemplarizante".

El presidente agregó que los colombianos no pueden permitir que la violencia sea una forma de expresión y manifestó su solidaridad con las personas y miembros de la Fuerza Pública afectados.