El acuerdo es que no hay acuerdo en el Uribe Centro Democrático

Los tres precandidatos presidenciales aceptaron la propuesta de Uribe, pero las fisuras son evidentes.

El hoy precandidato Óscar Iván Zuluaga y el expresidente Álvaro Uribe. / El Espectador

La consulta para elegir al candidato a la Presidencia del movimiento Uribe Centro Democrático, que fue acordada desde el 2 de agosto pasado, se hizo agua y, por ahora, lo único que ha quedado en el ambiente es que al naciente proyecto político lo une su fidelidad al expresidente Álvaro Uribe Vélez, pero a la hora de los debates internos las divisiones son notorias dejando en evidencia la fragilidad de los consensos.

Más de dos meses duraron los precandidatos haciendo campaña y, al final, la sustracción de materia terminó sepultando a la consulta a la que ya nadie le apostaba. Inicialmente los postulados eran dos exministros: Carlos Holmes Trujillo y Óscar Iván Zuluaga; el exvicepresidente Francisco Santos, el senador Juan Carlos Vélez y el exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos. Pero pasó de todo: Santos se inscribió por otro movimiento, Vélez se autoproclamó jefe de debate y Ramos tuvo que renunciar para asumir su defensa ante la justicia.

El expresidente Álvaro Uribe, consciente del fracaso que podría significar la consulta entre Holmes y Zuluaga, presentó una alternativa diferente que ayer fue acogida por los tres precandidatos que siguen en el juego. Sugirió una convención —a realizarse los próximos 24 y 25 de octubre— donde tengan asiento los candidatos a Senado y Cámara de Representantes del movimiento, dirigentes y exfuncionarios de su gobierno.

La propuesta es que la convención tenga la facultad de decidir si se mantiene la consulta para escoger el candidato a la Presidencia del Uribe Centro Democrático. Sin embargo, todo apunta a desmontarla y que se escoja prácticamente a dedo dicho candidato. Apuesta difícil, señaló una fuente de la colectividad, quien cree que es mejor saber antes si el presidente Juan Manuel Santos opta por buscar la reelección y ahí sí tomar una decisión.

Pero como sucede en el uribismo, más allá del debate interno, las propuestas de Uribe se acatan casi como una norma. Por eso su propuesta de convención finalmente fue acogida. Zuluaga dijo que “los tres precandidatos hemos acordado ir a la convención, se están definiendo los mecanismos de garantías y procedimientos”. Holmes, por su parte, afirmó que cree en la consulta, pero acepta “la sugerencia” del expresidente Uribe y sigue dispuesto a “acordar garantías con los demás”.

Ahora, no todo lo que diga Uribe genera consenso. El Espectador conoció que Francisco Santos no está de acuerdo con la convención, pues sigue siendo el que mejor marca en las encuestas y el de mayor reconocimiento nacional. Y sabe que en un escenario cerrado la balanza se puede inclinar hacia Zuluaga. Lo claro es que hay convención, pero aún no se ha dicho la última palabra.