El agarrón entre Claudia López y Armando Benedetti por salario de congresistas

La senadora por el partido Verde acusó a Benedetti de firmar un proyecto “sin leerlo y por salir del paso”. La propuesta de López, que plantea bajar salario de $28 a $17 millones, difícilmente, será debatida.

Ilustración

La dilación en la Comisión Primera del Senado para aprobar en debate los proyectos de acto legislativo que cursan para reducir el salario de los congresistas tiene indignada a la senadora Claudia López. (Lea: El conejazo del Congreso a la reducción de salarios)

Y esa indignación conllevó a un agarrón con el senador Armando Benedetti, quien, a pesar de haber firmado el proyecto de López, que propone una reducción del salario de los congresistas a 25 salarios mínimos legales mensuales vigentes (SMLMV) —lo que significaría una disminución de $28 millones a $17 millones—, votó por el del Centro Democrático porque, según él, “rebajaba lo mismo y estaba de primero”.

Tras el trino en Twitter de Benedetti, en el que justificaba su voto, López le respondió que firmó por salir del paso y sin leer. “Crees que ganarse $28 millones es igual que ganarse $17 ¡Aprende a leer y restar!”, le dijo en la misma red social. (Lea: ¿Qué caminos hay para reducir los salarios de los congresistas?)

Lo que siguió fue un cruce de trinos entre los dos colegas. Benedetti continuó diciendo que la senadora López “todo el día vive en un reality. Ni un solo proyecto de ley serio, y solo los usa para prefabricar titulares. Por su parte, López le dijo: “Armandito, ¿de verdad crees tener la talla para darme lecciones a mí o a cualquiera de trabajo intelectual o legislativo riguroso? Respira”.

La realidad del proyecto del uribismo no es como la afirma Benedetti. Según el texto que radicó esa bancada, el objetivo es que “por el término de cuatro años, la asignación de los miembros del Congreso de la República será reajustada anualmente, por el mismo valor en pesos en que se incremente el Salario Mínimo Mensual Legal Vigente por parte del Gobierno Nacional”.

Es decir, se trata de un congelamiento y los congresistas seguirán ganando $28 millones durante los próximos cuatro años, una vez aprobado el acto legislativo. Pero según ha explicado el senador Rangel, la reducción sí es práctica, de casi un 25 % “porque lo que se compra hoy con $28 millones, no será lo mismo en cuatro años”. Después de esos cuatro años, el incremento del salario será como está estipulado hoy.

Esta propuesta fue votada a favor por senadores como Roberto Gerlein (que tiene casi cincuenta años en el Congreso), Viviane Morales, José Obdulio Gaviria, Paloma Valencia, Horacio Serpa (quien en su intervención señaló que no se podía menospreciar la labor del congresista), Roosvelt Rodríguez, Jaime Amín, Hernán Andrade, Armando Benedetti, Juan Manuel Galán, Carlos Fernando Motoa, Doris Clemencia Vega y, por supuesto, Alfredo Rangel.

Lo cierto, también, es que a estas alturas no daría tiempo para debatir la propuesta de López, que ha sido calificada como inconstitucional, demagógica e inviable por la senadora Viviane Morales. Y, por otra parte, aunque la propuesta del Centro Democrático fue aprobada en primer debate, es muy difícil que su trámite sea cumplido en los tiempos que le quedan al Congreso.