"El caso de Andrés Felipe se le está cayendo a la Fiscalía": esposa del exministro

Catalina Serrano habló de cómo aunque no han pensado en el suicidio, muchas veces quisiera que “Dios nos llevara”.

Catalina Serrano y Andrés Felipe Arias.
Catalina Serrano y Andrés Felipe Arias.Oscar Pérez / Elespectador.com

Catalina Serrano, esposa del exministro Andrés Felipe Arias, habló este martes del drama familiar que viven por hace casi 2 años, desde que se encuentra detenido el líder político por el sonado caso de Agro Ingreso Seguro.

En diálogo con Blu Radio, Catalina no ocultó la crisis emocional que sufrió toda la familia con la decisión del lunes que mantuvo preso al exministro de Agricultura. (Escuche la entrevista).

Nadie se imagina la sobrecarga emocional que estamos viviendo ante esta situación. Nos logramos ilusionar que Andrés pudiera estar en su casa para iniciar su defensa”, sostuvo.

Aunque no habló de pensar en el suicidio, dijo que “ante esto se nos ha pasado por la cabeza que si Dios quisiera llevarnos, estaríamos listos para irnos”. (Vea las imágenes del drama familia de Andrés Felipe Arias).

En este proceso desde hace 4 años no se han ahorrado esfuerzos para acabar con Andrés y para juzgar lo que él supuestamente hizo. Aquí es claro que hay personas interesadas en callar a Andrés”, señaló.

Catalina además recordó que el exministro “renunció a una embajada, puso la cara y se presentó ante la justicia porque es inocente”.

Al hablar en concreto sobre la última decisión de la justicia de mantener tras las rejas a su esposo, dijo que “la Procuraduría en todas las audiencias se ha declarado favorablemente para la libertad de Andrés. Llevamos esperando dos años nuestro turno para defendernos y no entendemos cómo se puede influenciar en testigos que nos son favorables”.

“La justicia no solamente es condenar, también puede ser absolver. Acá no hay un caso sólido y a la Fiscalía se está cayendo el proceso”, recalcó.

Y agregó: “Lo que veo es que los testigos de la Fiscalía han declarado a favor de mi esposo. Ninguno puede decir que se benefició a algún agricultor o que se desviaron recursos”.