“El Congreso tiene servida una oportunidad histórica para debatir las objeciones”: Jaime Amín

El alto consejero presidencial para la Política defendió el liderazgo del presidente Iván Duque en momentos en que parece quedarse sin oxígeno parlamentario ad portas de que se debatan sus ‘peros’ a la JEP. Dijo que las propuestas de hacer mejoras al Acuerdo de Paz son genuinas.

El alto funcionario del gobierno Duque considera que las objeciones a la JEP permitirán, genuinamente, mejorar el Acuerdo de Paz. Archivo El Espectador - Gustavo Torrijos

¿Qué lectura le da el gobierno a la decisión de Cambio Radical de no apoyar las objeciones a la JEP si en el pasado se mostró preocupado por el sistema transicional?

El gobierno es respetuoso de la independencia del Congreso, pero hace un llamado a lo que llamaríamos la consecutividad y la coherencia de los postulados partidistas, y remarca  la legítima preocupación de muchos parlamentarios de varias colectividades que mostraron en el pasado reciente reservas frente a algunos aspectos muy sensibles  de la ley estatutaria y, en consecuencia, tienen ahora la oportunidad legislativa de corregir y afianzar los textos normativos, mejorándolos.

¿Qué responde el gobierno a las críticas que apuntan que el presidente Duque objetó la JEP más por razones políticas que por verdaderas preocupaciones?

El presidente no piensa en las próximas elecciones sino en las próximas generaciones. Si algo ha caracterizado al jefe del Estado en el manejo de los asuntos  públicos nacionales ha sido la consistencia y la coherencia, y cuando ofertó en su campaña hacer ajustes al Acuerdo de Paz, en la votación más alta en la historia, 10.5 millones de colombianos aprobaron anticipadamente que él los hiciera en el ejercicio como primer magistrado de la nación. Créame que estos ajustes solo buscan restañar las heridas en la sociedad, fortaleciendo y legitimando mucho más los derivados del Acuerdo alcanzado con las Farc.

¿Cómo propone el gobierno construir un pacto político para superar la polarización?

El Congreso de la República tiene servida una oportunidad histórica para que, sin egoísmos ni cálculos políticos, como lo hace la administración Duque al presentar objeciones sobre solo el 4% del texto total de la ley estatutaria, debata serenamente las objeciones que mejoran el Acuerdo. Sería, sin duda, un mensaje unívoco desde lo institucional, respetando las diferencias frente al tema.

¿Qué llamado le hace a los partidos que se oponen a las objeciones, ad portas de que arranque el debate esta semana en el Capitolio?

Debate y controversia sí, consensos y disensos también son bienvenidos, pero sin señalamientos ni pugnacidades. El presidente Duque lo ha repetido una y otra vez: los únicos enemigos de una paz cierta y verdadera  son los criminales, aquellos que persisten en maltratar con el terror y la violencia a los colombianos. El momento nacional exige ponderación, análisis y desprendimiento partidista.

Como están las cosas para el presidente, ¿cree que están funcionando las relaciones Ejecutivo-Legislativo?

El nuevo  esquema de la ley de partidos, inédito en la historia reciente, salvo el esquema gobierno-oposición de Barco y Pastrana en 1986, puso a contrapelo la representatividad política entendida como un legítimo juego de poder frente a la necesidad de oxigenar las costumbres políticas del país, elevando su tono para volver a generar lazos de confianza entre quienes ejercen responsabilidades públicas y los asociados. Eso lo ha interpretado muy bien un hombre con una visión moderna y decente del ejercicio de la cosa pública como el presidente Iván Duque. Él a eso no le hace cálculos marrulleros ni mezquinos.

¿Considera que se está quedando sin aire político el presidente?

15, 18 y hasta 20 horas de intenso trabajo diario visitando los municipios del país en los cuatro puntos cardinales, dialogando con los ciudadanos de a pie en los talleres Construyendo País cada semana, dan testimonio de la indeclinable decisión de superar las profundas inequidades que aún persisten en Colombia, proponiendo un Plan Nacional de Desarrollo con inversiones con una cifra récord de $1.100 billones, frenteando con aplomo situaciones complejas como los compromisos irresponsables que recibió del anterior gobierno que firmó actas que sólo aguantaba el papel pero no la realidad fiscal  del país y el mar de coca o la minería ilegal con lo que ello representa en términos de ilegalidad. Que no confundan el talante sereno y firme del presidente Duque, pues en él no hay espacio para la alcahuetería ni complacencia con  forma alguna de criminalidad.

¿Cuándo se presentará y qué incluirá la reforma constitucional que prometió el presidente cuando anunció las objeciones a la JEP?

Será un acto legislativo puntual y complementario que contempla la exclusión  de los delitos sexuales contra niños, niñas y adolecentes de la justicia transicional, pues ninguna ideología justifica agresión contra sujetos de especial protección constitucional. Así mismo, claridad en el hecho de que quien reincida en actividades criminales perderá todos los beneficios y también certeza de que todas las conductas delictivas que se hayan iniciado antes del 1 de diciembre de 2016 y continúen ejecutándose después de esa fecha, serán competencia de la justicia ordinaria para delitos de ejecución continuada. Pronto será radicado en el Parlamento .

Después del 23 de febrero, pareciera que Colombia perdió el liderazgo frente a la crisis en Venezuela. ¿Se ve disminuido ese rol por cuenta de Maduro?

Colombia sigue adelante con su tarea de colaborar activamente en el regreso de la democracia en  Venezuela. El nacimiento de Prosur, hace unos pocos días en Chile, es una muestra de que la acción del presidente Duque -junto con otros 7 líderes de la región- sigue dando frutos. El cerco diplomático avanza y cada vez está más solitario ese régimen dictatorial. Esa labor del presidente se puede evaluar de una manera muy sencilla: comparar el estado de aislamiento de Maduro con lo que había hace seis meses, es una muestra clara de lo que Colombia ha liderado  en la lucha por la reconquista de las libertades en Venezuela.

¿Qué responde a las críticas que han hecho sectores opositores al gobierno por la forma en la que el presidente Duque ha afrontado el paro de los indígenas?

El presidente fue claro y categórico: Estará en los departamentos afectados por el paro cuando se despeje la Panamericana, pues las vías de hecho son condición inaceptable al perturbar derechos colectivos de ciudadanos no involucrados en la protesta, precisando que hay infiltración de grupos criminales en la protesta, lo que es inaceptable. Y un tema no menor asociado a dos factores: El primero, que el PND incluye la cifra récord de $10 billones de ejecución transversal en todos los sectores (educación, salud, tierra, vivienda, seguridad, etc.) y que responsablemente su administración no caerá en promesas incumplibles para no afectar la credibilidad gubernamental. Un último asunto será pedir prudencia frente a actores externos, pues no permitiremos que se politice la minga.

847824

2019-03-31T09:00:00-05:00

article

2019-03-31T09:39:00-05:00

sarboleda_1274

none

-Redacción Política

Política

“El Congreso tiene servida una oportunidad histórica para debatir las objeciones”: Jaime Amín

99

7085

7184