El día en que Carlos Velandia calificó de locura los secuestros masivos del Eln

La afirmación la hizo el exdirigente de esa guerrilla en 1999, en una conversación interceptada por las autoridades. Paradójicamente hoy está detenido por el mismo delito que rechazó hace casi dos décadas.

Carlos Velandia, exdirigente del Eln. / Archivo - El Espectador

Como una locura calificó Carlos Velandia, exjefe de la Dirección Nacional del Eln, los secuestros masivos de civiles y la profanación de templos religiosos, hace 17 años. Para aquella época, se encontraba recluido en la cárcel de Itagüí pagando una condena de 20 años desde 1993 (que después se redujo) por los delitos de extorsión y terrorismo. Desde ahí fue clave en los acercamientos que hicieron los expresidentes Ernesto Samper, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe para ponerle punto final a la guerra con los elenos.

Velandia, alias “Felipe Torres”, como era conocido en ese entonces, le confesó en 1999 a una amiga que había pensado renunciar a su responsabilidad en la guerrilla, ya que, según él, ésta estaba saliéndose del terreno original y estaba transitando a otro muy distinto que distaba de los propósitos del grupo armado. “Las cosas están tomando un rumbo que no es”, dijo. La conversación fue interceptada por organismos de inteligencia.

La afirmación cobra relevancia hoy, cuando Velandia se encuentra detenido desde el pasado 20 de junio por actos que hace casi dos décadas rechazó. El exguerrillero volvió a ser detenido ese lunes por Migración Colombia en el Aeropuerto El Dorado, cuando entraba al país procedente de España, donde se exilió luego de pagar su sentencia. El Juzgado Segundo Especializado de Cali había emitido una orden de captura en su contra el 16 de abril, por secuestro extorsivo agravado, homicidio culposo, y hurto calificado y agravado. (Lea aquí: “No debo nada a nadie”: Carlos Velandia desde prisión)

El caso concreto por el que ahora es nuevamente investigado es por su supuesta participación en el secuestro de 70 personas en el kilómetro 18 de la vía que conecta Cali y Buenaventura, el 17 de septiembre de 2000. De acuerdo con el fiscal general (e), Jorge Perdomo, también están vinculados a la investigación los otros siete comandantes del Eln que pertenecen al comando Central (Coce), entre ellos alias “Gabino”, “Antonio García”, “Pablo Beltrán”, “Ramiro Vargas”, “Francisco Galán”, Carlos Segundo y “Nicolás”. (Lea aquí: La investigación por la que fue capturado el excomandante del ELN, Carlos Velandia)

La detención de Velandia produjo críticas de varios sectores y de defensores de derechos humanos, que calificaron este nuevo proceso como una jugada política. El Comité de Solidaridad con Presos Políticos (CSPP), que defiende al exguerrillero, le ha dicho a este diario que él es una pieza clave para destrabar la instalación de la mesa de diálogos de paz entre el Eln y el Gobierno. Aunque la Fiscalía sigue considerando que es una investigación en contra de la cúpula de este grupo guerrillero que continuará sin importar si existen prenegociaciones con el Gobierno para sentarse a una mesa de negociaciones. (Lea aquí: Los enredos en el proceso de Carlos Velandia)

De acuerdo con el CSPP, una de las principales incongruencias en este caso es que los hechos por los que es señalado Velandia ocurrieron cuando él se encontraba preso en la cárcel de Itagüí, cuando se le permitía el uso de comunicaciones exclusivamente para planear liberación de personas. Por el contrario, la Fiscalía está convencida de que, por ser un alto dirigente del Eln, debe responder por estos raptos masivos, pues las órdenes de ejecutarlos salieron desde la cúpula a la que Velandia pertenecía como vocero nacional. (Lea aquí: “La justicia puede ser usada para fines oscuros”: Carlos Velandia)

Temas relacionados

 

últimas noticias