El dilema de deportar a los cubanos

La crisis humanitaria por el aumento del número de inmigrantes cubanos en Turbo (Antioquia) sigue agravándose, hasta el punto que ha llamado la atención de los partidos políticos y de la misma Defensoría del Pueblo.

Como ya se conoce, el director de Migración Colombia, Christian Krüger, anunció que los migrantes tendrán que salir de Colombia de manera voluntaria u obligatoria.

El anuncio produjo la respuesta del defensor (e) del Pueblo, Alfonso Cajiao Cabrera, quien dijo que aunque la deportación es un recurso válido, los tratados internacionales prohíben hacer deportaciones masivas, al tiempo que llamó la atención de que en este caso hay personas lucrándose de la crisis humanitaria que viven los más de 1.200 cubanos que se encuentran en Turbo.

Al respecto, el senador Jorge Iván Ospina, de los verdes, le envió una carta al presidente Santos en la que le pide solidaridad con los migrantes cubanos, otorgándoles una residencia temporal mientras se encuentra una solución humanitaria a estas personas.

Una petición similar hizo el expresidente Álvaro Uribe, quien desde su cuenta en Twitter pidió no deportar a los inmigrantes cubanos y protegerlos en Colombia. Sin embargo, el director de Migración Colombia sostuvo que la pretensión de los cubanos no es quedarse en el país, sino llegar a Estados Unidos, donde recibirán una serie de beneficios.

Y el representante a la Cámara, Efraín Torres, de la U, le pidió a la Cancillería convocar una reunión extraordinaria de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para resolver el problema: “La deportación no es la solución definitiva para esta problemática, los inmigrantes seguramente seguirán llegando por la misma ruta y con el mismo modus operandi” , indicó.

Los cubanos que han llegado a Colombia le dijeron a RCN Radio que no desistirán en su empeño de llegar a norteamérica y advirtieron que lo harán entre las selvas del Darién si es necesario. Incluso uno de los entrevistados advirtió que prefieren morir caminando que regresar a la isla, y pidieron a las autoridades colombianas que se les asigne un vuelo a México para continuar su travesía. En este contexto, la crisis humanitaria continúa agravándose.

Temas relacionados