"Para el Eln colocarle tiempos a la paz es obstruirla": Gabino

A través de una carta el comando central del Eln dio respuesta a la misiva que un grupo de intelectuales y académicos envió a esa guerrilla y al gobierno alertando sobre la urgencia de abrir la fase pública para el proceso de paz.

Haciendo énfasis en la necesidad de continuar el camino hacia la paz como única vía posible para Colombia, e insistiendo en su compromiso  en ese sentido, el comando central del Eln respondió este lunes a la carta que el pasado 9 de enero le había enviado un grupo de académicos e intelectuales que  hacían un llamado de urgencia para destrabar los diálogos e instalar la mesa de negociaciones con el Gobierno.

En el texto, firmado por Nicolás Rodríguez Bautista, Gabino, la guerrilla reconoce las dificultades que requiere el diálogo y la voluntad y flexibilidad que se necesita para avanzar luego de más de medio siglo de confrontación, pero aseguran que están dispuestos a mantener el ritmo para buscar una solución política. "Creemos firmemente que la base del desarrollo del proceso, requiere de las partes cumplimiento de los acuerdos como única manera de avanzar, de lo contrario cada parte encontrará muchos argumentos para justificar conductas que solo ponen palos en la rueda. Así mismo la flexibilidad y la voluntad debe plasmarse en torno a lo acordado y, no a conveniencias unilaterales de las partes", aseguran.

Asimismo, el Eln llama la atención sobre dos preocupaciones puntuales respecto a la mesa entre el Gobierno y el Eln: la velocidad del proceso y la manera como se desarrollará el tema de la participación de la sociedad. "Estamos convencidos que no es el tiempo el que define los desarrollos, sino estos los que definen los tiempos de la paz, recientes experiencias demuestran que los esquemas definidos con base a fechas sin cálculos objetivos y más bien por posturas voluntaristas, han generado graves inconvenientes. Si estamos iniciando una discusión seria, responsable respecto de cómo vamos a superar un conflicto de carácter político, social y armado, luego de más de medio siglo de guerra, ¿Por qué recurrir al tiempo como camisa de fuerza, presionados por intereses políticos particulares? Para el Eln colocarle tiempos a la paz es obstruirla".

Sobre el tema de la participación ciudadana, el comando central sostiene que este es un proceso que deberá ser construido desde las comunidades y las mayorías marginadas y excluidas. "Si ese camino se abre con la participación activa de la sociedad, sobre todo de la excluida, desaparecerá la pesadilla terrible de la guerra que nos atrapa y nunca más habrá dolores que sean fruto de ella, es en ello en que nos empeñamos", señala el texto que finaliza con una invitación a los intelectuales y académicos para que asistan el próximo 7 de febrero a la instalación oficial en Quito de la  fase pública de la mesa de diálogos.

Temas relacionados