"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 11 horas

El 'enredo' de la papeleta liberal

Intereses políticos están detrás de la falta de decisión del CNE ante la consulta a la ciudadanía sobre la reunificación del partido.

Más de una semana lleva el Partido Liberal esperando la respuesta a la consulta que elevó el presidente de la colectividad, Rafael Pardo Rueda, ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), sobre la posibilidad de que sean los colombianos, en las elecciones del 30 de octubre y a través de una papeleta, quienes den su punto de vista a propósito de la reunificación del partido.

Y es que en el interior del CNE la decisión no es fácil. Para nadie es un secreto que, aunque los miembros de la corporación están obligados a actuar con imparcialidad por su condición de magistrados, al ser postulados por los partidos políticos para su elección y escogidos por el Congreso de la República representan, a la larga, los intereses de sus respectivas colectividades.

En cuanto al tema de la reunificación liberal, es claro que esta propuesta pisa muchos callos en otras colectividades, en especial en el Partido de la U, que está compuesto en su mayoría por exmiembros del liberalismo que podrían pensar en regresar a su partido de origen. Por este motivo, en la U ya han cerrado filas para evitar su debilitamiento, posición que se ha hecho evidente en la discusión de la consulta ciudadana.

Políticamente, las cargas en el CNE están así: en representación de la U, los magistrados Pablo Gil de la Hoz, Óscar Giraldo y Luis Bernardo Franco (ponente); por el liberalismo, Joaquín José Vives y Gilberto Rondón; por el Partido Conservador, Juan Pablo Cepero y Nora Tapia; por Cambio Radical, Carlos Ardilla Ballesteros, y por el PIN, José Joaquín Plata.

Según pudo establecer El Espectador, los tres magistrados de la U negaron la posibilidad de que se realice la consulta y los del Partido Conservador están divididos: la magistrada Tapia no la ve como viable y Cepero la respalda. Los otros cinco magistrados del CNE están a favor. Así las cosas, si hoy se sometiera a votación el resultado sería cinco a favor y cuatro en contra. Esto generaría el hundimiento de la solicitud porque, de acuerdo con las normas electorales, las decisiones en el CNE deben contar con una mayoría calificada de por lo menos seis respaldos a favor. La iniciativa está muy cerca de concretarse con Cambio Radical pero en la U aún no es vista con muy buenos ojos, a pesar de que ya hay voces, como la del senador Armando Benedetti, que quieren acogerla.

Las discusiones han sido largas, las consultas a los partidos constantes y aún existe gran incertidumbre sobre el futuro de la propuesta liberal, porque no es un secreto que un respaldo significativo de la ciudadanía a la reunificación de la colectividad sería el impulso que le hace falta.

Temas relacionados