“No tengo nada que ver con Odebrecht”: Benedetti

El senador respondió a la solicitud elevada por la Fiscalía ante la Corte Suprema de Justicia, en el sentido de investigarlo a él y a otros congresistas por el escándalo de Odebrecht.

Archivo

El senador Armando Benedetti (partido de la U) se refirió este jueves a la solicitud que elevó la Fiscalía General de la Nación ante a la Corte Suprema de Justicia, que pide investigarlo a él y a otros congresistas por sus supuestos vínculos en el entramado de corrupción de la multinacional Odebrecht en Colombia. En opinión del ente investigador, Benedetti habría hecho parte de un grupo que el propio conglomerado internacional denominó los bulldozer, quienes habrían favorecido a Odebrecht en un contrato de estabilidad jurídica en 2012.

(En contexto: Fiscalía pide a la Corte investigar a Armando Benedetti por el escándalo de Odebrecht)

Según el senador, la petición de la Fiscalía tiene como trasfondo una persecución política supuestamente ideada por el jefe del organismo, Néstor Humberto Martínez, a quien catalogó de “rufián” así como de estar al servicio –desde el ente investigador– de los intereses electorales del hoy candidato presidencial German Vargas Lleras.

“El fiscal es un rufián que vive del engaño, quien ha emprendido una campaña para enlodar mi nombre. Yo no tengo nada que ver con Odebrecht, es una vil mentira. Juro por mi madre y mis hijos que no tengo nada que ver con los bulldozer (…) Néstor Humberto Martínez está capturado por los intereses políticos de Vargas Lleras”, aseguró Benedetti en diálogo con Blu Radio.

Previamente, la vicefiscal, María Paulina Riveros, anunció que el ente había pedido a la Corte investigar no solo a Benedetti, sino a los congresistas Musa Besaile, Bernardo Miguel Elías y Antonio Guerra de la Espriella, quienes habrían gestionado y presionado la aprobación del contrato de estabilidad jurídica de 2012. Según la Fiscalía, por dicho trámite los congresistas recibieron una comisión de éxito que habría alcanzado los US$2 millones, y la condición era que el resultado se obtuviera a más tardar el 31 de diciembre de 2012. El exsenador Otto Bula y el empresario Federico Gaviria habrían recibido quinientos mil dólares cada uno.

En ese sentido, Benedetti acusó al fiscal Martínez de haber adelantado gestiones para buscar presos en La Picota para salpicarlo en el escándalo de corrupción: “Sólo un bandido, Federico Gaviria, que trabajó en Corficolombiana (conocidos del mismo jefe), accedió a la petición de Néstor Humberto Martínez”, agregó el senador, quien declaró que está siendo incriminado por testigos falsos.

“No hay pruebas en mi contra. Yo no voté el presupuesto, ni siquiera estaba en el país (…) Mis abogados me pidieron no opinar para no entorpecer el tema jurídico, pero se me saltó la piedra cuando el fiscal me enlodó con el tema Odebrecht (…) Hay una campaña sistemática y continuada en mi contra”, manifestó el congresista.

Las pruebas de la Fiscalía

Entre las evidencias que entregó la Fiscalía, se encontró que las gestiones de los parlamentarios se habrían extendido al convenio de Odebrecht por el otrosí Ocaña – Gamarra. En este capítulo tuvo participación el exministro de transporte Miguel Peñaloza, quien se habría encargado de promover el proyecto de infraestructura. También habrían participado los congresistas Álvaro Ashton y Antonio Guerra para presuntamente reforzar las gestiones que adelantaba Otto Bula con el grupo denominado los bulldozer. "Se dice que el señor Bula habría tomado la decisión de ampliar el original grupo buldozer porque si no había un bloque grande y fuerte para pelear el asunto, era imposible lograrlo", revela la Fiscalía.

El ente investigador también pidió a la Corte Suprema de Justicia revisar las menciones que se hacen de los congresistas Sandra Villadiego, Martín Morales y Ape Cuello, para que evalue su posible participación en estos hechos de corrupción.

Otras de las evidencias dadas por la Fiscalía al alto tribunal son nuevos señalamientos contra el excongresista Plinio Olano, actual presidente de la Federación Nacional de Departamentos. “Se dice que existió una reciprocidad que cumplir con Plinio Olano por parte de Odebretch y que se habría acordado a través de la incorporación de un sobreprecio por valor de $500 millones en un contrato de obra. Parte de este pago habría sido hecho a través de la inclusión de una empresa de confianza del entonces senador en el grupo constructor que desarrollaría tal obra”, expresa la Fioscalía.

El ente investigador entregó además pruebas de las presuntas gestiones que habría adelantado Olano ante la firma Odebretch a favor del exgobernador de Boyacá y actual contralor de Bogotá, Juan Carlos Granados Becerra. Por último, la Fiscalía anunció que citó a interrogatorio al ex secretario de Movilidad de Bogotá,Luis Bernardo Villegas.