El “fuego amigo” contra Iván Duque en el uribismo

#DuqueResponda es la etiqueta que se está promoviendo ahora en Twitter, en la que miembros del mismo Centro Democrático le piden explicaciones al senador y precandidato por los mensajes que se están difundiendo en esa red social para que no firmen a favor de la candidatura de Alejandro Ordóñez.

El senador y precandidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque. Archivo

Hay quienes afirman que el senador Iván Duque es “el favorito” del expresidente Álvaro Uribe entre los precandidatos del Centro Democrático que aspiran a quedarse con la postulación única a la Presidencia de la República en 2018. Eso sí, hay que reconocerlo, de parte del exmandatario ha habido imparcialidad y su postura siempre ha sido la de buscar un consenso entre todos para definir la fórmula por medio de la cual se escogerá el candidato. Pero también se sabe que, aunque nadie lo reconoce abiertamente en la colectividad, hay un sector que no ve con buenos ojos la aspiración de Duque y que está empeñada en atacarlo en las redes sociales.

El último incidente tiene que ver con la promoción de la etiqueta en Twitter: #DuqueResponda, en la que se le piden explicaciones por un trino de Stephanie Schutt, una excandidata a la Asamblea del Atlántico que apoya su precandidatura, en el que advierte que, si alguien firma para que el exprocurador Alejandro Ordóñez pueda ser candidato presidencial, se estaría inhabilitando como militante del Centro Democrático. Incluso, en Facebook ya existe una página llamada “Duque no me convence”, en la que se puede ver un montaje con la media cara del congresista y precandidato y la otra media con el presidente Juan Manuel Santos.

La “guerra” es de frente. En dicha página hay otras imágenes que atacan con todo a Duque. En una de ellas, por ejemplo, se puede leer la frase “yo no creo en los Iván”, acompañada de las fotos del senador, el también legislador de izquierda Iván Cepeda y el jefe guerrillero “Iván Márquez”. O una con una afirmación delicada: que Duque está pidiendo consulta abierta para escoger el candidato del uribismo con el fin de que puedan votar gente de todos los partidos en el país, con lo cual el santismo estaría complacido porque él es “su candidato”. O incluso un montaje sobre la valla que hay en Montería que dice “Yo voto por el que diga Uribe”, a la que se le agregó la frase: “Siempre y cuando no sea Duque”.

Los contradictores de Duque no le perdonan el haber expresado posiciones a favor del matrimonio igualitario o el haber considerada acertada la designación por parte del presidente Santos de Óscar Naranjo como vicepresidente, tras la renuncia de Germán Vargas Lleras. Tampoco que Martín Santos, hijo del primer mandatario, haya en algún momento calificado como buena una de sus columnas en el periódico Portafolio, o el conocerse fotos al lado de la senadora Claudia López o dialogando con el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas. E incluso, algunos hasta han insinuado en que él tuvo algo de responsabilidad en los líos que hoy afronta Óscar Iván Zuluaga con el caso de la presunta entrada de dineros de Odebrecht a su campaña en 2014.  

Frente a lo de Ordóñez, quienes salen a exigir explicaciones son personas que bien pueden considerarse “uribistas purasangre”. Caso Jaime Restrepo, a quien se conoce como “El Patriota”.  Este, en Twitter, señaló: “Parece que la gran alianza del Centro Democrático será contra la candidatura de Alejandro Ordóñez. Guerra sucia. #Duque Responda”. Restrepo señala directamente a colaboradores del senador de estar detrás de la versión difundida de que no pueden firmar por Ordóñez. Y en esa red social también hubo respuestas de Ernesto Yamhure, Claudia Bustamante, Ricardo Puentes, reconociéndose uribistas pero diciendo que firmarán para que el exprocurador pueda ser candidato.

En febrero pasado, cuando los ánimos comenzaban a caldearse, el expresidente Uribe dijo que era necesario mantener la unidad dentro del Centro Democrático, enfatizando que “el problema es con Santos y no entre nosotros”. En ese momento se conocía de un choque interno entre miembros del partido por el supuesto uso de las bases de datos para enviar propaganda negra contra Iván Duque. Y reafirmó que se dedicaría “con devoción” a la tarea de construir la plataforma programática y de coalición ciudadana para ganar el proceso de 2018, “con respeto y apoyo igual a todos nuestros candidatos”.  

¿Qué dice Duque frente a todo esto? Contactado por El Espectador, manifestó que frente a los ataques en su contra, nunca se ha detenido a ponerles atención: "Yo voy para adelante, planteando mis propuestas y sin ataques personales. Sobre lo sucedido con lo de las firmas, solo puerdo decirle a la gente que firme donde quiera firmar con total libertad, es su derecho". Por cierto, en una entrevista con El Heraldo, publicada el 19 de febrero de este año, a la pregunta sobre la resistencia que su nombre genera en algunos sectores de su partido, que lo consideran “muy liberal” para ser uribista, respondió: “Como diría el maestro Echandía: "Cuando hablan bien de uno, exageran, y cuando hablan mal de uno, exageran”.

 

 

 

 

 

  

702864

2017-07-12T18:48:24-05:00

article

2017-07-12T18:48:24-05:00

hgarcia_91

none

Redacción Politíca

Política

El “fuego amigo” contra Iván Duque en el uribismo

54

5534

5588