“El Gobierno no podía pasar de agache en el debate sobre las objeciones de la JEP”: Nancy Patricia Gutiérrez

En conversación con El Espectador, la ministra del Interior da su balance sobre lo sucedido en el Senado con las objeciones presidenciales a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz. Entre otras cosas, asevera que tiene la mejor relación con el Centro Democrático y que el gobierno no cedió a dar mermelada.

Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior.Mauricio Alvarado-El Espectador

¿Qué piensa del resultado de las objeciones en Senado?

El Gobierno está muy tranquilo. Esta hubiera sido la posibilidad para hacer de verdad un gran acuerdo y revisar los temas pendientes. Pero bueno, se fue al manejo democrático del Congreso. Ahora, que no fue posible que se aprobara la ponencia negativa a las objeciones, pasa a la Corte Constitucional y consideramos que allí habrá todas las garantías para la revisión.

Para saber más: entrevista con Nancy Patricia Gutiérrez sobre el Congreso

¿Cree que la Corte Constitucional cambie su juicio sobre la ley estatutaria de la JEP? Si el tribunal ya la revisó, le hizo correcciones y la declaró exequible, ¿qué le hace pensar que cambiará de posición en esta segunda revisión, luego de la decisión del Senado?

Es que la revisión no era desde el punto de vista constitucional sino de inconveniencia. La corte había hecho una revisión constitucional y el gobierno presentó las objeciones por inconveniencia Ahí hay una gran diferencia y yo creo que hay elementos de juicio distintos que tiene la Corte ahora para validar esa segunda revisión al trámite del proyecto.

¿En caso de que la Corte Constitucional  dé por hunidas definitivamente las objeciones y declare que además de ser constitucionales son convenientes para el país, el Gobierno radicaría la reforma que anunció el presidente Duque para hacer modificaciones al  acto legislativo que busca que los delitos sexuales no sean conexos del delito político?

El gobierno ya radicó un primer proyecto que es el que impide que los delitos sexuales contra menores queden en la impunidad. Ese fue un acto legislativo que se radicó hace cerca de un mes. Sin embargo, estamos pendientes de conocer la sentencia mediante la cual se pronunciará la Corte sobre el procedimiento de la JEP. Y, luego del receso del Congreso, tendremos el tiempo para analizar muy bien estas materias y poder tomar las decisiones sobre qué nuevos proyectos llevaremos al Capitolio.

Esta semana se escucharon varias voces de la Comisión Primera decir que la insistencia del Gobierno con aprobar las objeciones se llevaría por delante la agenda legislativa del propio Gobierno. ¿Qué opina usted sobre eso?

Es que aprobar las objeciones es de tanta importancia para el país que el Gobierno bajo ninguna circunstancia podría pasar de agache ante la advertencia de unas normas que son inconvenientes para el país. Entonces, definitivamente este tema era la prioridad y había que presentarlo al Congreso. Teníamos que permitir ese debate y eso fue lo que se hizo.

Para contexto: “Extradición ha sido una herramienta en la lucha contra el narcotráfico”: Nancy P. Gutiérrez

El debate de las objeciones dejó en el ambiente esa sensación de que, finalmente, el Gobierno cedió y dio mermelada, que está ofreciendo representación política. ¿Cómo responde el gobierno ante estas denuncias?

No, eso no es cierto. Es un tema tan delicado para el país, que lo que hizo el Gobierno fue acudir a todos los argumentos políticos, jurídicos y de conveniencia [para dar la discusión]. Y, realmente, al interior de los partidos políticos había mucha gente que quería acompañar esas objeciones. Pero la rigidez con que actuaron los mismos partidos para aplicar la ley de bancadas hizo que solamente algunos se salieran y actuando en conciencia tomaron esas decisiones [durante las sesiones en Senado].

¿Qué pasó con el Partido Conservador, que ayer al final también decidió salirse para no apoyar las objeciones?

Nosotros conversamos largamente el miércoles en la noche con el Partido Conservador y se revisaron todas las opciones. Lo cierto del caso es que la ponencia que negaba las objeciones no fue aprobada porque no logró la mayoría calificada, pero de todas maneras había que garantizar esa segunda votación, que fue lo que se hizo.

¿Qué piensa de la lectura de algunos que aseveran que el gobierno no tenía la fuerza suficiente para ganar este pulso y que le tocó sentirse satisfecho con el “empate”?

Que es una lectura equivocada. Al gobierno no le tocó nada, mantuvo su posición de defender las objeciones todo el tiempo, de considerar que el presidente actuó correctamente con su criterio de responsabilidad frente al país. Así manejó el gobierno este debate. No se impusieron mayorías, se ganaron aliados con argumentos.

La discusión de las objeciones se tomó prácticamente la mayor parte de este semestre, dejando poco tiempo para trabajar en el resto de los proyectos del gobierno Duque. ¿No cree que esto acabó con la propia agenda legislativa?

Pues el tema más importante desde el punto de vista legislativo era el Plan Nacional de Desarrollo (PND) [aprobado el 2 de mayo]. Y recordemos que estas sesiones son cortas, este periodo de marzo a junio es de sesiones ordinarias. Sin embargo, el PND se discutió ampliamente y allí se legisló para los próximos cuatro años. El marco de política pública más importante que tiene un gobierno se sacó adelante en una discusión de verdad muy profunda y muy real desde las regiones, con todos los partidos y con todos los sectores.

Entonces el gobierno se da por satisfecho con ese trámite del Plan Nacional de Desarrollo. Y los otros proyectos, si hay voluntad del Congreso pueden sacarse adelante. El lunes próximo está convocada la comisión primera de Senado y Cámara para tramitar los proyectos que allí se encuentran. Y las comisiones siguen funcionando y nosotros esperamos que los proyectos anticorrupción y los actos legislativos puedan terminar satisfactoriamente de aquí al 20 de julio.

¿Cómo mejorar las relaciones con el Congreso para que se logren terminar de legislar estos proyectos? Con el pulso en torno a las objeciones quedó en evidencia que al gobierno le ha quedado difícil mantener una mayoría con respecto de las iniciativas gubernamentales...

La opinión pública siempre ha criticado esa relación de mayorías aplastantes, sin debates, donde se sacaban los proyectos a la carrera. Ahora, la relación es distinta. Todo debate es mucho más detallado y yo creo que eso es constructivo para el país y eso es una relación sana de respeto entre el ejecutivo, el legislativo y la rama judicial. Es la separación real de poderes.

Lo contrario piensan varios miembros del Senado frente al recién aprobado Plan Nacional de Desarrollo. Mientras usted menciona que fue “ampliamente discutido”, lo real es que por falta de tiempo tuvieron que acoger el texto  de la Cámara de Representantes sin debate de por medio...

Esas si son decisiones internas del Congreso. Ahí cada cámara tiene su trámite independiente y son decisiones que nosotros como  gobierno respetamos indiscutiblemente.

Congresistas de la bancada del Centro Democrático, como Paloma Valencia y Maria Fernanda Cabal afirman que están molestos con su labor y que está llegando el momento de que presente usted su renuncia. ¿Qué piensa al respecto?

Yo no he tenido conocimiento del tema. Es la primera vez que he escuchado eso.

¿Y le interesa la cartera de Defensa? Porque usted ha sonado para ese Ministerio.

Las decisiones de ministerio y las renuncias son de competencia exclusiva del presidente de la República.

Finalmente, ¿siente que sus relaciones con el Centro Democrático están bien?

Las mejores relaciones, claro. Es mi partido, respeto a cada uno, obviamente somos parte de una visión de país y en eso nos movemos. La cabeza es el presidente Iván Duque y el presidente Álvaro Uribe.

853730

2019-05-03T19:51:56-05:00

article

2019-05-03T20:41:03-05:00

nataliatamayogaviria_1236

none

-Redacción Política

Política

“El Gobierno no podía pasar de agache en el debate sobre las objeciones de la JEP”: Nancy Patricia Gutiérrez

114

8581

8695