"El Gobierno no quiere evadir a Odebrecht": Mininterior

Guillermo Rivera señaló que el presidente Santos es el más interesado con qué se conozca la verdad sobre los sobornos pagados por la multinacional.

Guillermo Rivera, ministro del Interior.El Espectador

En el ocaso del debate sobre corrupción, que se realizó este martes en la plenaria del Senado, Guillermo Rivera, ministro del Interior, hizo la defensa del Gobierno de Santos frente a las acusaciones proferidas por los citantes Jorge Enrique Robledo y Claudia López. 

"El Gobierno no quiere evadir a Odebrecht. Son hechos que consideramos graves y el presidente Santos no solo ha sido quién ha fijado la postura del gobierno, sino que ha solicitado a las autoridades para que esto se investigue", dijo Rivera. 

Lea: Jorge Robledo, contra todos en debate sobre Odebrecht en Congreso

Seguidamente, mencionó algunas de las intervenciones públicas en las que Santos había pedido a la Fiscalía General actuar con prontitud para que sobre los responsables cayera todo el peso de la ley. 

"Quisiera hablarles a los colombianos. Aquí se ha dado una controversia entre partidos pero también aseveraciones que comprometen al gobierno y un colombiano desprevenido creerá que el gobierno de Santos es prisionero de Odebrecht", añadió el ministro. 

Asimismo, consideró que sobre a lo que Odebrecht se refiere se debe hacer una observación global de la actuación del Gobierno. Según Rivera, la multinacional brasileña se presentó a 21 convocatorias y sólo le fue adjudicado un contrato. 

Agregó, además, que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) había abierto 30 procesos de licitación para la constitución de vías de cuarta generación y Odebrecht no obtuvo ninguna. También dijo que de 221 proceso hechos por el Instituto Nacional de Vías en ninguno le fue adjudicado contrato a Odebrecht. "Lo que sucedió no puede ensombrecer la gestión exitosa", dijo Rivera. 

Por otra parte, respondió sobre las acusaciones de que la campaña de Santos recibió dineros de Odebrecht para financiación: "La prueba reina de que este gobierno está interesado en el esclarecimiento es que fue este mismo el que solicitó un concepto para saber si era posible renunciar a la caducidad que estaba próxima, para que el Consejo Nacional Electoral (CNE) continuará la investigación de la campaña del presidente".