El lío de las curules del Vichada

Organizaciones civiles siguen pidiendo el reconteo de los votos por varias irregularidades detectadas. Óscar Arango, de Cambio Radical, y Gustavo Londoño, del Centro Democrático, fueron los elegidos.

Más votos que votantes y formularios sin firmas coincidentes de jurados y sin firmas de testigos son algunas de las irregularidades en Vichada.Cristian Garavito - El Espectador

En la noche del lunes 19 de marzo, ocho días después de las elecciones a Congreso de la República, la Registraduría Delegada para el departamento del Vichada emitió el documento E-26 o acta parcial de escrutinio sobre los resultados para la Cámara de Representantes, la cual, por lo general, define a los candidatos ganadores. Sin embargo, la entidad se limitó a decir en el documento que se abstenía de declarar la elección ante las apelaciones presentadas, dejando la decisión final en manos del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Pasados tres meses, la disputa por esas curules continúa, y aunque el CNE, después de varios aplazamientos, se dispone esta semana a definir el asunto, todo indica que, pase lo que pase, el caso seguirá su curso en el Consejo de Estado. Con un ingrediente adicional: la muerte en extrañas circunstancias del abogado Édgar Cabrera, uno de los responsables de la impugnación de los comicios, asesinado a comienzos de abril en la habitación de un hotel en Puerto Carreño. Si bien el abogado, exfuncionario del Incoder, se había visto involucrado en varios líos judiciales, incluyendo el crimen de una persona, en el Vichada hay quienes dicen en voz baja que lo sucedido tiene que ver con la pelea electoral.

Le puede interesar: Sector de la Alianza Verde propondrá declarar la oposición al gobierno Duque

Los resultados iniciales dan como ganadores de los dos cupos a la Cámara a Óscar Camilo Arango Cárdenas, de Cambio Radical, y Gustavo Londoño García, del Centro Democrático. Con un potencial de 49.067 sufragantes, de los cuales un poco menos de la mitad acuden a las urnas (el 49 %), el primero logró 4.532 votos y el segundo 2.933. En declaraciones a los medios locales, los dos han manifestado estar tranquilos frente al proceso, a la vez que se han mostrado respetuosos del derecho ciudadano a apelar los resultados.

¿Cuáles son las irregularidades que se denuncian en las elecciones del Vichada? Según la Corporación Anticorrupción Internacional (Coraci), una organización no gubernamental que le ha hecho seguimiento a la situación, en el informe de la Registraduría departamental se lee que en el municipio de Puerto Carreño se identificaron 7.202 personas a través del sistema de biometría al momento de votar. Pero en el formato E-24, que es el acta de los resultados mesa a mesa, se encontraron 7.939 sufragios, es decir, 737 más.

Lea también: Así quedarían las mesas directivas del Congreso 2018-2022

En el municipio de Cumaribo la situación es aún más extraña. El sistema biométrico registró 3.386 votantes y en el formato E-24 aparecieron 5.407, o sea, 2.021 más. Además, en el informe de grafología se pudo establecer científicamente que muchas de las firmas de los jurados de votación no coinciden con las distintas copias de los formatos E-14 (actas de escrutinio) y varios no tienen las firmas de los testigos electorales. Una de las pruebas mostradas, por ejemplo, es la de la mesa 13 del puesto 00: en el formulario E-11 (acta de instalación de jurados y registro general de votantes) se registraron 237 votos y en el formulario E-24 sólo aparecen 227. Legalmente, la sumatoria y el registro debe ser igual en todos sus formatos.

Coraci le solicitó formalmente a Héctor Helí Rojas, el magistrado del CNE encargado de resolver el caso de la Cámara de Representantes por el Vichada, realizar un reconteo de los votos en todas las mesas del departamento. “En estos momentos, la realidad electoral no es clara, y antes de proceder a la entrega de credenciales se debe hacer ese reconteo. Son apenas cuatro municipios y 155 mesas en total; no se tardarían más de dos días”, señaló Ferney Enrique Camacho, representante de la ONG.

El problema es que el tiempo apremia y el nuevo Congreso se instala este viernes 20 de julio, por lo que ya no hay espacio para dicho reconteo. Y resulta también que Héctor Helí Rojas, el magistrado encargado del caso, renunció al CNE y trabaja hasta mañana. Quien pelea por una curul es el candidato del Partido Liberal Sergio Rodríguez, que obtuvo 3.038 votos —más que Londoño García—, pero el total de apoyos para la colectividad no le alcanza. El riesgo, advierte Camacho, es que se repita lo que le sucedió en 2014 con el partido MIRA, al que tres años y medio después le reconocieron tres puestos en el Senado. Fuentes en el CNE dicen que la obligación es contestar las impugnaciones, declarando o no la elección, en estos dos días.