El lío por un domicilio vía correo electrónico

De cómo un error en la plataforma digital de una página de domicilios en internet le generó un lío con alcances judiciales al personero de Cali, Andrés Santamaría. Algo que le puede pasar a cualquiera.

Diario de OccidenteAndrés Santamaría, personero de Cali
¿Quién responde por las equivocaciones o fallas en los sistemas de pedidos a través de correo electrónico, sobre todo cuando además de la violación de la intimidad pueden conllevar a líos hasta jurídicos? Es la pregunta que queda al conocerse la experiencia que vivió el actual personero de Cali y presidente de la Federación Nacional de Personeros (Fenalper), Andrés Santamaría. 
 
El pasado domingo 15 de febrero, hacia las 4:00 de la tarde y cuando regresaba a su apartamento en el norte de Bogotá, el funcionario fue abordado por los agentes de la Policía Robinson Quiñonez Uribe y Danilo Manjarrés Navarro, pertenecientes al Cuadrante 27 del CAI del barrio Rosales, quienes le exigieron la devolución de un celular robado días atrás a María Camila Cárdenas, quien también se hizo presente en el sitio en compañía de un familiar de nombre Luis Carlos Cárdenas.
 
La razón para suponer que Santamaría era el responsable del hecho fue que al correo electrónico de María Camila Cárdenas le llegó por error la confirmación del pedido de un desayuno hecho en la mañana al aplicativo domicilios.com, por lo que supuso que había sido hecho desde su teléfono robado. El lío es que los agentes de la Policía le pidieron al funcionario “arreglar el problema”, amenazándolo con trasladarlo a la Fiscalía. Además, cuenta el personero, agredieron a Camilo Fonseca, director ejecutivo de la Federación Nacional de Personeros, quien lo acompañaba, apartándolo bruscamente de su lado. 
 
“Llama la atención que los agentes en mención acusan al suscrito, e insisten en arreglo de una situación totalmente ajena, con ejercicio de intimidación, pero sobre todo sin haber realizado los más mínimos análisis del caso”, dice Santamaría en una carta al director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino. 
 
Misiva en la que además se anexa la respuesta que le dio domicilios.com, al hacer el reclamo: “Lamentamos lo ocurrido con su solicitud, verificamos en el sistema y por motivos de actualización de la página ocurrió este error, ya escalamos la situación que es bastante delicada con el área encargada, entendemos su inconformidad y la preocupación de la misma por sus datos personales. Estamos en cambio para brindar un mejor servicio con buena calidad. Agradecemos su comprensión”.
 
Lo que Santamaría reclama es la violación de su intimidad por parte de domicilios.com, al enviar una correspondencia privada a una tercera persona desconocida, sin consentimiento, asunto que ha sido puesto en conocimiento de la Fiscalía, teniendo en cuenta que él es una persona con calificación de riesgo y que cuenta con un esquema de seguridad. 
 
Asimismo, dice que con la actuación de los dos miembros de la Policía, fue expuesto al escarnio público, atentando contra su reputación, pues estos lo que hicieron fue vociferar que “estaba inmerso en una situación delictiva a la cual no solamente he sido totalmente ajeno, sino que he combatido desde mi posición en el  Ministerio Público”.
 
Según el Estatuto del Consumidor, quienes ofrezcan productos utilizando medios electrónicos deberán “adoptar mecanismos de seguridad apropiados y confiables que garanticen la protección de la información personal del consumidor y de la transacción misma. El proveedor será responsable por las fallas en la seguridad de las transacciones realizadas por los medios por él dispuestos, sean propios o ajenos”. 
 
Igualmente, dice que la Superintendencia de Industria y Comercio, de oficio o a petición de parte, podrá imponer una medida cautelar hasta por 30 días, prorrogables por 30 días más, de bloqueo temporal de acceso al medio de comercio electrónico, cuando existan indicios graves que por ese medio se están violando los derechos de los consumidores, mientras se adelanta la investigación administrativa correspondiente.
 
Por ahora, lo que el personero Andrés Santamaría busca es que domiclios.com no vuelva a cometer ese tipo de errores, ni con él ni con otros clientes, y que la Policía revise la actuación de los dos agentes que lo abordaron y que le pidieron, extrañamente, “arreglar el problema por las buenas”.
Temas relacionados