El novelón de la salida de Ordóñez, ahora Senado no votó su renuncia

La plenaria del Senado no alcanzó los votos suficientes para aceptar la renuncia del saliente Procurador Alejandro Ordóñez.

En la novela de la salida de Alejandro Ordóñez de la Procuraduría no se ha dictado el capítulo final. Ordóñez ha buscado la forma de salir del cargo, pero la notificación por parte del Consejo de Estado que declaró ilegal su reelección no se ha podido dar. Por otro lado, en el Senado, donde presentó la renuncia, no alcanzó los votos suficientes para que sea aceptada. (Leer: Consejo de Estado tumbó la reelección de Alejandro Ordóñez como Procurador General)

Se trata de un asunto polémico, como lo fue la gestión de Ordóñez en la Procuraduría, pero el asunto de fondo es que el 7 de septiembre el Consejo de Estado lo sacó de su cargo y 14 días después sigue con la investidura pese a que es él el que luego de dilatar por casi tres años la decisión, está buscando a toda costa salir de la entidad para protagonizar el debate en la arena política como detractor del acuerdo de paz de La Habana. (Leer: No estaría listo el fallo que sacó a Alejandro Ordóñez de la Procuraduría)

El asunto es así: el miércoles 7 de septiembre el Consejo de Estado anunció la decisión. El lunes 12 a primera hora fue a notificarse, pero el fallo aún no estaba, es decir, de la noticia no había más que los anuncios a través de los medios de comunicación. Al siguiente día. Ordóñez va a un homenaje que le hicieron con mariachis en la entidad por su salida. En la puerta de la entidad, otro grupo de personas, en especial activistas Lgbti que celebraban la decisión. El saliente procurador anuncia en ese momento que ante la falta de notificación va a radicar su renuncia ante el Senado. (Leer: Una semana después de destituido, Alejandro Ordóñez renuncia a la Procuraduría)

De forma simultánea, desde el Consejo de Estado, lo llaman para notificarlo pero nunca hubo respuesta. La decisión es enviada por correo electrónico pero Ordóñez, a través de su cuenta en twitter, señala que esta no tiene validez porque no está firmada por los magistrados. El mismo documento es enviado por el alto tribunal al Senado que lo da por notificado y no toma decisión alguna sobre su renuncia. 

Ordóñez viaja a Estados Unidos a plantear sus críticas a la negociación de paz con las Farc y a presentar su libro ‘La paz no lo justifica todo’. El viernes 17 dos personas, entre ellas el director de la Fundación Marido y Mujer, Javier Suárez, un claro seguidor del saliente procurador piden aclaración del fallo.

Con esta solicitud la vigencia de la destitución que realizó el Consejo de Estado queda congelada hasta que la sala plena se reúna y tome una decisión al respecto. Paralelo a esto, en el Senado, el Centro Democrático levantó la voz y pidió al presidente de la corporación. Mauricio Lizcano, que someta a votación la renuncia. Se necesitaban 52 votos, solo llegaron a 32, y no fue aceptada la solicitud. (Leer: Uribe vaticina que Consejo de Estado destituirá al Procurador)

Así las cosas, dos semanas después de tomada la decisión, Ordóñez sigue siendo Procurador. Ahora con el afán de salir a hacer política en contra de los acuerdos y a la espera de que Senado o Consejo de Estado le digan oficialmente que está fuera de la entidad.

Solo hasta ese momento podrá asumir la actual viceprocuradora Marta Isabel Castañeda, quien es de la línea directa Ordóñez y comparte sus planteamientos frente a la paz, las garantías de derechos para población Lgbti y el rechazo al aborto.

La Procuraduría sigue en cabeza de Ordóñez, Marta Isabel Castañeda espera para asumir el cargo, como también lo está haciendo Ordóñez quien parece ansioso de salir a debatir en la plaza pública. Seguramente, con un aura de precandidato presidencial.