El País de España le pide a Álvaro Uribe responder por falsos positivos

Noticias destacadas de Política

El medio español, el más importante de Hispanoamérica, dedicó su editorial de domingo a la reacción del expresidente Álvaro Uribe con relación al informe de la JEP sobre civiles dados de baja para presentarlos como guerrilleros muertos en combate.

No solo para Colombia la revelación de las 6.402 ejecuciones extrajudiciales durante 2002 y 2008 que compartió la JEP la semana pasada ha generado discusión y polémica. Desde España, precisamente desde El País, el medio más importante de Hispanoamérica, también se planteó el tema en su editorial dominical, cuestionando de frente el rol del expresidente Álvaro Uribe en cuanto a la verdad.

“En vez de comprometerse con el esclarecimiento, Uribe volvió a cargar contra sus críticos y acusó a organizaciones de derechos humanos de ser enemigas de su mandato”, se lee en un apartado del artículo de opinión de El País con el que, de frente, llama al expresidente a responder ante estos hechos que ocurrieron en el marco de su administración (2002-2006 y 2006-2010).

El medio español resalta el trabajo del tribunal transicional no solo al revelar esta información, sino en avanzar en otros casos, como el de secuestro, en el que ya hay imputación a excomandantes de la extinta guerrilla de las Farc. Igualmente, El País reconoció el compromiso de los desmovilizados al comparecer ante la JEP.

Comportamiento que criticó de los militares, que también participan en el aporte a la verdad. “Aunque varios comandantes y soldados del Ejército se han acogido al proceso de la justicia transicional, en el que se evitan penas de cárcel a cambio de verdad y reparación, el reconocimiento por parte de los altos mandos ha sido más precario”, resaltó la editorial.

También el medio recordó cómo ha respondido el expresidente a todo el proceso de paz: “ha sido el gran opositor y a la justicia transicional. En el Senado impulsó con su partido reformas para diluir o acabar con el trabajo del tribunal. Los magistrados, a pesar del peso del uribismo en el Legislativo y en el Ejecutivo, han demostrado ser un órgano independiente y también han exigido respuestas de los máximos responsables de las guerrillas, motivo de celebración para la democracia colombiana”.

La editorial termina diciendo que la cifra compartida por la JEP de 6.402 ejecuciones extrajudiciales entre 2002 y 2008, el mayor número de esta práctica, “deja claro que Uribe guarda gran parte de la verdad sobre estos episodios”. Como conclusión resaltó que “el conflicto, que se cerró después de más de cinco décadas, seguirá dejando heridas abiertas mientras haya, como en el caso del expresidente, quienes se niegan a afrontar sus responsabilidades”.

Además de El País, desde esferas internacionales han cuestionado la posición que tomó el expresidente tras conocida la nueva cifra presentada por la JEP. Es el caso de José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización Human Rigths Watch. La pelea comenzó en Twitter, donde Vivanco mostró con pruebas documentos oficiales con los que se señalaban beneficios (dinero, vacaciones, permisos) a militares por “la captura o abatimiento en combate de cabecillas”.

Lea más: El duro choque que los falsos positivos desataron entre Uribe y Human Rights Watch.

Uribe respondió por la misma red social que en su administración se privilegió la desmovilización y que el director de la organización de DD.HH. era un militante de las Farc. La pelea trascendió a los medios y este lunes, cada uno, habló en Caracol Radio.

Uribe siguió defendiéndose en los micrófonos y apuntando de la supuesta cercanía de Vivanco con la guerrilla desmovilizada. Además, solicitó pruebas de cada una de las ejecuciones extrajudiciales. Las dudas frente a la cifra que presentó la JEP se engloban en cuanto a que el expresidente considera que esta “es una justicia impuesta por las Farc”, como señaló a Caracol Radio.

Comparte en redes: