El país se queja de la justicia privada y quieren crear una para las Farc: Uribe

El expresidente rechazó la postura del máximo jefe de las Farc, Timochenko, de calificar de ‘exabrupto’ reabrir los diálogos en torno al modelo de justicia transicional

La denominada justicia privada que se convirtió en un fantasma permanente en Colombia por la década de los 80 y una práctica permanente en quienes pretendían tomarse la justicia por su propia mano debido a la insuficiencia en la respuesta estatal, revivió hoy de boca del expresidente Álvaro Uribe.
 
Al término de un encuentro con el Consejo Gremial, en el norte de Bogotá, el hoy senador expresó nuevamente sus críticas en torno al acuerdo de paz y, en especial, al punto relacionado con la justicia transicional que, pese a querer modificarlo, las Farc insisten en que sería un ‘exabrupto’ replantear el tema.
 
Para el jefe del Centro Democrático, defender el la justicia transicional tal y como está pactada en el acuerdo de las 297 páginas es un retroceso y una ofensa contra las instituciones del país, comparándola con lo que significó y significa para miles de víctimas la justicia privada.
 
“¿Por qué le van a imponer al país un sistema de justicia contra las instituciones? El país se ha quejado de la justicia privada y ahora van a crear una justicia privada por un acuerdo con las Farc. Eso es un retroceso institucional enorme”, dijo el hoy senador Uribe y cuestionó que en Colombia se estén, según sus palabras, vulnerando los valores democráticos.
 
Dijo que el gobierno, ni las Farc que de buena fe quieren mantener su intención de trabajar por la paz de Colombia pueden dar mal ejemplo, e insistió en la necesaria protección de los combatientes que quieren sacar un acuerdo de paz adelante, pero no a través de una justicia que, reiteró, atenta contra las instituciones.
 
De hecho, el expresidente señaló que en Colombia se ha puesto en riesgo la empresa privada, comparándola con el modelo de Venezuela ‘castrochavista’ que ·pensó que el petróleo le alcanzaba para expropiar a la empresa privada y ahora está grave la situación de ese país”, dijo Uribe Vélez.
 
Por eso, concluyó Uribe, creer en la paz no solo con las Farc sino con el ELN significa, además de renegociar la justicia transicional que recaerá sobre los actores involucrados en el conflicto, que los diálogos avancen sobre un cese total de actividades criminales.
Temas relacionados