El 'pantallazo' de Name

Las molestias en la Alianza Verde que fueron generadas por la decisión de los senadores Iván Name y Rodrigo Romero de pedir investigación contra el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo.

Sergio Fajardo, gobernador de Antioquia. / Archivo

No hay duda de que la carta que envió el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, al Partido Verde, en la que calificaba como una gran frustración la alianza que hizo con ellos el movimiento Compromiso Ciudadano, cayó como un baldado de agua fría entre los miembros del naciente acuerdo entre progresistas y los verdes. Sin embargo, la mayor parte de la colectividad hizo un acto de contrición y manifestó que no ha estado a la altura de las expectativas generadas por la ‘Ola Verde’.

No obstante, los senadores del partido Iván Name y Rodrigo Romero -este último llegó al Congreso hace pocos meses en reemplazo de la fallecida Gilma Jiménez- pidieron al procurador, Alejandro Ordóñez, que abra investigación de oficio contra Fajardo porque su carta, en la que descalificó al Partido Verde, representa una abierta participación en política.

El argumento del senador Name es que “Fajardo es un depredador político al que no le gusta nada que no sea en torno a él. Creo que Fajardo está apostando al 2018 y como ve que nosotros vamos a apuntarle al 2014, prefiere que esto fracase, pero no va a lograrlo”.

No obstante, en el partido piensan diferente. El senador John Sudarsky calificó la solicitud como un acto “grotesco” y afirmó que “la carta de Fajardo puede gustar o no, pero él no se está metiendo en temas de mecánica o política electoral, simplemente habla de cómo fue su experiencia en el Partido Verde y los argumentos son consistentes. Es más, yo creo que era apenas obvio que Fajardo explicara los motivos por los cuales Compromiso Ciudadano no entró en el acuerdo que hicimos con Progresistas”.

Sudarsky recordó que Name hizo la misma amenaza de pedirle a la Procuraduría que investigue al presidente Juan Manuel Santos, cuando en un Acuerdo para la Prosperidad descalificó la alianza entre verdes y progresistas. “Seguramente vio muy grande el rival y prefirió meterse con Fajardo que es más pequeño”.

Pero no fue solo Sudarsky quien descalificó la intención de que se abra un proceso contra Fajardo, un senador del sector Progresista, que prefirió que se mantuviera bajo reserva su nombre porque “acabamos de constituir la Alianza Verde y no podemos empezar con ese tipo de diferencias y menos por los medios de comunicación”, dijo que es improcedente hacer ese tipo de solicitudes por un desacuerdo. “Así no se puede construir en política”, afirmó.

Pero las críticas van más allá, un concejal Verde recordó el oportunismo de Name, al señalar que su hija, María Clara Name, en la presidencia del Concejo de Bogotá, paralizó el trámite de iniciativas de interés para los capitalinos para pedir puestos en la administración distrital. Aseguró “se trata de un pantallazo de Name que casi se quema en las pasadas elecciones y esta vez no está lejos de que pase igual, pues de los miembros que hoy componen la Alianza Verde es sin duda el de menor respaldo electoral”.

No obstante Name tiene el respaldo de Romero quien afirma que “me parece que Fajardo debe dedicarse a gobernar y no participar en política, cada vez que sale a los medios es para darle palo al partido que lo avaló, que lo hizo elegir, que lo recibió cuando fracasó en la lista que tenía para el Senado y no alcanzó el umbral. El Partido Verde lo único que ha hecho es abrirle las puertas para que él pueda ingresar y hacer su proyecto político”. Casualmente Romero también corre riesgo de quemarse en las próximas elecciones.

¿Pero cuáles fueron los términos que usó Fajardo para referirse a su paso por el Partido Verde? La carta señala que “ha sido una gran frustración. Se desvanecieron muchos sueños. No fuimos capaces de pasar de discusiones atadas a intereses personales, poderes pequeños, nunca explícitos: un mundo oscuro en muchos sentidos. Nunca nos preocupamos por construir, en serio, una identidad y en contadas ocasiones vislumbramos algo que nos permitiera pensar y unirnos con algún ideal o proyecto de altura”.

Frente al acuerdo entre verdes y progresistas, hoy llamada Alianza Verde, Fajardo dijo que “no puedo oponerme a los avances de otras personas que tienen derecho a ensayar, a encontrar y descubrir nuevas alternativas. No quiero ser un obstáculo”.

¿Participación en política o no? Esto solo podrá definirlo la Procuraduría. Lo que es claro es que no hay una solicitud de apertura de investigación formal por parte de los senadores Name y Romero que vaya más allá de las declaraciones a medios.