El 16 de mayo, Buenaventura se sumaría a la jornada

“El paro es el único mecanismo que tenemos”: Dilon Martínez

El coordinador del comité que impulsa el paro cívico en Chocó, dice que la comunidad está a la espera de la llegada de una nueva delegación del Gobierno para negociar las exigencias que han hecho por el incumplimiento del Gobierno a los acuerdos de 2016.

En el segundo día de la jornada, la movilización recorrió los barrios de Quibdó. / Cortesía Comité Cívico

Para nadie es un secreto que los conflictos sociales y, en general, las razones de fondo que dieron origen al paro cívico que vive hoy Chocó son los mismos que por años han afectado y se han replicado en varios municipios del pacífico colombiano. Prueba de ello es que en el puerto de Buenaventura, Valle del Cauca, el mismo abandono estatal y el incumplimiento del Gobierno a los acuerdos establecidos con las comunidades derivaron en la decisión ciudadana de volcarse a las calles y unirse al llamado chocoano con el mismo mecanismo: otro paro cívico.

De nada sirvió la jornada de reuniones y diálogos que durante dos días sostuvo una alta comisión del Gobierno —encabezada por el mismo secretario general de la Presidencia, Alfonso Prada— con comunidades, organizaciones y gremios para intentar conjurar la movilización y evitar reproducir la misma situación que ocurre desde hace tres días en Chocó y la que ya sucedió hace unas semanas en Tumaco (Nariño). Finalmente, los bonaverenses optaron por la vía de hecho y saldrán el próximo 16 de mayo a exigir acciones de fondo que solucionen las necesidades más urgentes de la población: salud, agua, seguridad, trabajo.

Mientras en Buenaventura hay por lo menos una comisión dispuesta al diálogo, en Chocó la tarea se ve más difusa. Según le aseguró a El Espectador Dilon Martínez, coordinador del Comité Cívico por la Dignidad y Salvación del Chocó, aunque desde el miércoles el vicepresidente de la República, general Óscar Naranjo, anunció la llegada de una comisión para iniciar los diálogos, aún no se sabe nada del tema. “Estamos esperando en el día de hoy (ayer) una comisión del Gobierno, que anunció el vicepresidente de la República. Dicha Comisión estaría encabezada por el doctor Alfonso Prada; así que nos genera una expectativa la llegada de este personaje para que abordemos la discusión sobre la problemática nuestra”, explicó Martínez.

Sin embargo la persona designada para establecer el diálogo con las comunidades es Luis Alfonso Escobar, gerente del Plan Todos Somos Pazcífico, quien no cuenta con buenas críticas de los chocoanos. Incluso algunos integrantes del comité que impulsa el paro le han pedido públicamente que renuncie al cargo, porque es uno de los funcionarios que más le ha incumplido al departamento .

A eso se suman las posiciones encontradas respecto a qué tanto se ha cumplido con los acuerdos pactados. Mientras los chocoanos insisten en que se ha cumplido tan solo el 5 % de lo pactado tras el paro cívico de agosto de 2016, Escobar sostiene que el cumplimiento va por más del 25 % . “Para nosotros es indispensable dialogar sobre temas prioritarios, como los que tienen que ver con salud, la construcción del hospital de tercer nivel en Quibdó y tres hospitales de segundo nivel en las subregiones del departamento, la regulación de los servicios públicos, las tarifas. Está el tema del acueducto de Quibdó que fue inaugurado por el presidente de la República, quien le dijo al país que estaba en servicio en un 95 %, lo que no es cierto”, detalló Dilon Martínez.

Por el momento se sabe que la jornada de protesta pacífica será indefinida y que las movilizaciones continuarán en varios municipios del departamento, principalmente en Quibdó, hasta que el Gobierno central escuche las peticiones y se logre un acuerdo entre las partes. “Estamos satisfechos con la participación de la gente que ha entendido el mensaje: el único mecanismo que tenemos para hacernos escuchar es el paro”, concluyó Martínez.