“El peso de nuestra responsabilidad, ser el congreso de la paz”: presidente del Senado

José David Name Cardozo reconoció que hay varios problemas por solucionar en el país, educación, reforma a la justicia, entre otros, deben ser la prioridad, indicó.

El presidente Juan Manuel Santos recibe la banda presidencial de manos del presidente del Congreso, senador José Names CardozoEFE

 Reconociendo que “el catálogo de problemas es extenso” en Colombia, y que corresponde al Congreso y el Gobierno trabajar en su solución, el presidente del Congreso, José David Name Cardozo hizo un llamado al gobierno a situar si preocupación en asuntos como la reforma a la Justicia, a la salud, seguridad ciudadana, entre otras cosas.

“El Congreso espera que la reforma a la Justicia, a la salud y las ideas imaginativas y audaces para la generación de empleo, sean motivo de pronta presentación para su estudio. Así como que la seguridad ciudadana sea el centro de las preocupaciones de la administración que se inaugura, por la convicción que tenemos de que ella es base fundamental y condición indispensable para el goce de los derechos y libertades que hemos conquistado”, señaló Name.

El empleo en el país fue otro de los temas a los que se refirió Name el marco de su discurso por la posesión del reelegido presidente Juan Manuel Santos. “Una política urgente es la de hacer de la Nación una gran empresa solidaria que genere empleo digno para todos los ciudadanos. La segunda administración del presidente Santos deberá promover una política pública que sea capaz de ejecutar la célebre proclama por usted manifestada de ‘cambiar lo que haya que cambiar’”.

La educación, que “debe servir y estar orientada hacia la paz”, el crecimiento económico, la política y estructura fiscales, la competitividad económica, y la solidaridad social, fueron otros de los llamados del presidente del Senado, indicando que “queremos que todos nuestros compatriotas sean económicamente productivos, socialmente responsables, solidarios y políticamente activos, aspiraciones éstas que unidas a una política pública para la familia, sean el sustento del programa de inclusión social”.

Pero frente a todos estos urgentes llamados de Name, este reconoció que es una tarea, sin duda, difícil para Santos. “Complicadas son las decisiones que afronta un Hombre de Estado. Circunstancias variables en la opinión pública, pueden traducirse en presiones indebidas y criticas inmerecidas. Serán solo las convicciones profundas y la estatura moral del Líder, los únicos elementos capaces de sostener el pulso cuando arrecien los señalamientos y adversidades”, añadió.

El presidente del congreso concluyó, nuevamente, dando un espaldarazo a la paz. “En Colombia, la educación para la Paz debe llevar implícito el perdón y la reconciliación (…) Y nosotros, desde el Congreso de la República, a partir de hoy, empezaremos a sacar adelante la legislatura de la Paz. Ese es el peso de nuestra responsabilidad, ser el congreso de la paz”.