El Polo está quebrado: la carta de Jorge Robledo a Iván Cepeda

El senador calificó de absurda la propuesta de Cepeda de no realizar el congreso del partido mientras no se defina el acuerdo de paz con las Farc.

Jorge Robledo, senador por el Polo Democrático. Archivo

Aún no empieza la carrera por la Presidencia para 2018 y el principal partido de izquierda del país muestra sus fisuras internas. En una carta, el senador Jorge Robledo criticó con fuerza a su copartidario Iván Cepeda, quien también le había lanzado pullas esta semana, luego de que hiciera pública su precandidatura para llegar a la Casa de Nariño.

“No puede concluir que no respaldo el proceso de paz porque no repito sus opiniones al respecto, las cuales, por lo demás, nunca han sido determinadas por el Polo como las oficiales del partido”, señaló Robledo, y calificó de falsa la afirmación de Cepeda al decir que su precandidatura le abriría las puertas del partido al Centro Democrático.

Para Cepeda, las precandidaturas del Polo Democrático “deben defender de manera coherente la concreción de una paz completa, que involucre un respaldo al proceso de La Habana, y rodear el inicio y culminación de los diálogos con el ELN, e involucrarse en el proceso de implementación de los acuerdos logrados, sin dar lugar a ambigüedades que puedan aprovechar los contradictores políticos”. (Lea: Iván Cepeda pide que congreso del Polo se haga cuando se solucione la paz con las Farc)

En la carta, Robledo calificó de absurda la propuesta de Cepeda de realizar el congreso del partido sólo luego de que se defina el acuerdo de paz con las Farc. “Ello significa la desproporción de reclamar que el Polo supedite sus decisiones a las del gobierno y a las de las Farc, que responden a sus propias necesidades e intereses (…) Utilizar ese criterio como el único para decidir llevaría al Polo a pactos que le destruirían su razón de ser, incluido hacerlo parte de la Unidad Nacional santista”, escribió el senador.

También aprovechó para criticar la decisión de Clara López, ministra de Trabajo, de hacer parte del gabinete de Juan Manuel Santos y de usar el proceso de paz como pretexto para “convertirse en santista”. “Fractura al Polo ponerlo al servicio de Juan Manuel Santos”, dijo.