“El presidente de manera desvergonzada ha incumplido sus funciones constitucionales”: Procurador

Alejandro Ordóñez, jefe del Ministerio Público, en la comisión primera de la Cámara cuestionó así que no le ha respondido sus 60 preguntas sobre el proceso de paz.

Archivo El Espectador

El procurador Alejandro Ordóñez Maldonado pronunció este martes en el Congreso uno de sus discursos más vehementes en contra del presidente Juan Manuel Santos por temas asociados al proceso de paz.

 

Durante un debate de control político al comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, el procurador cuestionó que el Jefe de Estado aún no le haya respondido las 60 preguntas que le envió sobre la negociación con las Farc.

“Me da tristeza institucional acudir a este escenario del Congreso por la razón por la cual fue citado este control político, y la razón es hay una omisión reiterada del presidente de cumplir sus funciones constitucionales. Él ha omitido de manera obstinada, reiterada y desvergonzada el cumplimiento de sus exigencias constitucionales”, dijo en la comisión primera de la Cámara.

De acuerdo a Ordóñez, independientemente de si le cae bien o mal el procurador o si el procurador asume actitudes “complacientes” con las políticas públicas, “eso no tendía porque determinar el cumplimiento de sus deberes constitucionales”.  

“Cuando el Ministerio Público solicita a cualquier funcionario respuestas a unas preguntas, incluido el presidente, no lo hace por razones diferentes a recaudar la información necesaria en cumplimiento de sus roles constitucionales. Lo hace por la obligación que tiene derivada de la Constitución. Y ninguna funcionario, incluido el presidente, puede omitir dar esa información”, aseguró.

Y agregó: “La Comisión de Acusación ya habría tenido que asumir de oficio la investigación contra el presidente por incumplir sus deberes constitucionales al no responder las preguntas a la Procuraduría sobre el proceso de paz”.

Ordóñez defendió además que ninguna de las 60 preguntas tenían propósito diferente a encontrar respuesta sobre los acuerdos que avanzan en La Habana entre el Gobierno y las Farc.

Además, en medio de los cuestionamientos que le han hecho sobre si es una talanquera al proceso de paz, el procurador desestimó esos señalamientos.
“He sido reiterado en la advertencia no con el afán de atravesarle palos en la rueda, se equivoca el señor presidente cuando pretende estigmatizar a quienes hacemos advertencias. Yo lo hago en cumplimiento de mis roles constitucionales y lo seguiré haciendo hasta que sea procurador –que al parecer será hasta que termine el periodo– con la convicción de que es en ejercicio de lo estipulado en la Constitución”, agregó.

En respuesta al procurador, el ministro de Justicia, Jorge Eduardo Londoño, dijo que la negativa del presidente sólo obedece a su obligación constitucional de la búsqueda de conservar la paz en el país.

Según él, sigue en su intención de lograr “herramientas y caminos” de paz, y por eso mantiene la reserva sobre algunos puntos de la negociación de paz con las Farc.

El debate de control político fue citado por la representante Clara Rojas González con el ánimo de conocer las respuestas del Gobierno sobre el mecanismo de justicia que seguirá para los guerrilleros.