El trino del presidente Santos luego de la polémica sobre los escoltas del exministro Londoño

El presidente lanzó un duro mensaje contra las personas que usan su esquema de seguridad para servicios personales. El pronunciamiento aparece cuatro días después de la disminución de los escoltas de Fernando Londoño.

El pasado martes 10 de enero, Tatiana Londoño, hija del exministro Fernando Londoño Hoyos, hizo responsable al presidente Juan Manuel Santos de lo que le pudiera pasar a ella o a su familia luego de que a su papá le redujeran el esquema de seguridad de 25 a 17 escoltas.

Hoy, cuatro días después, Santos escribió en su cuenta de Twitter: “Los escoltas tienen mejor uso protegiendo a la ciudadanía que haciéndole el mercado a las señoras de los personajes”.

 

Si bien este mensaje no se puede tomar como una respuesta específica al caso de la familia Londoño, sí aparece justo en la semana en la que se desató la polémica.

Desde el Gobierno hay una orden de revisar los esquemas de seguridad de personas amenazadas y verificar si estas siguen estando bajo riesgo. Esta tarea esta siendo desarrollada por el Comité de Evaluación de Riesgo y Recomendación de Medidas, integrado, entre otros, por la Unidad Nacional de Protección y la Policía Nacional.

Una de las razones para la disminución del personal de escoltas que acompaña a Londoño es que ocho de ellos son uniformados de la Unidad de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional y, según la norma, esta entidad solo le puede prestar protección de este tipo al presidente, ministros y, en general, a funcionarios públicos en servicio.

Según explicó Diego Mora, director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), a pesar del recorte del número de escoltas, “el esquema de seguridad del exministro Londoño es fuerte y como ese hay pocos en el país”.

La UNP ratificó la necesidad de prestar un servicio de seguridad a Londoño quien seguirá siendo custodiado por un equipo de 17 personas.

Fernando Londoño, quien fue ministro del Interior durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, sufrió un atentado contra su vida en mayo de 2012 en la calle 74 con avenidas Caracas, en Bogotá, en el que murieron el conductor del vehículo, José Ricardo Ramírez Rodríguez, y el escolta de la Policía Nacional Rosemberg Burbano Ramos. Además de Londoño, también resultaron heridas 47 personas.

Durante los últimos años, el exministro se ha desempeñado como periodista y ha sido un fuerte crítico del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc.
 

Temas relacionados