El vicepresidente Óscar Naranjo se reunió con asesores de Trump

Este viernes se reunirá con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y hoy mantuvo conversaciones con tres funcionarios de la Casa Blanca que están implicados en la política estadounidense hacia Latinoamérica y en el combate al narcotráfico.

/ Archivo - El Espectador

El vicepresidente de Colombia, el general Óscar Naranjo, se reunió hoy con tres asesores del presidente estadounidense, Donald Trump, y se entrevistó con la titular del Departamento de Seguridad Nacional, Elaine Duke, dentro de su visita de cinco días a Washington.

Naranjo, que este viernes se reunirá con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, mantuvo hoy conversaciones con tres funcionarios de la Casa Blanca que están implicados en la política estadounidense hacia Latinoamérica y en el combate al narcotráfico, según confirmó a Efe la embajada colombiana en Washington.

El vicepresidente se entrevistó con Rich Baum, el director en funciones de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, en inglés).

También se vio con el general Ricky Waddell, que es el asesor adjunto de seguridad nacional de Trump; y con Juan Cruz, el director para asuntos del hemisferio occidental en la Casa Blanca, de acuerdo con la embajada.

La Casa Blanca no quiso aportar detalles del contenido de las reuniones, e indicó a Efe que no es su costumbre comentar sobre "los encuentros que no aparecen en la agenda pública" de Trump.

Naranjo ha mantenido reuniones desde el lunes en Washington, y este viernes cerrará su visita con una reunión con Pence.

El martes, Naranjo adelantó a los periodistas que planeaba decir a su homólogo estadounidense que Colombia "no es el problema, sino la solución" en el combate regional al narcotráfico.

Tanto el Gobierno de Trump como el Congreso estadounidense están preocupados por el aumento de los cultivos en Colombia de coca, planta con la que se fabrica la cocaína.

En 2016, esos cultivos crecieron un 18 % hasta alcanzar la cifra récord de 188.000 hectáreas sembradas, con una producción potencial de cocaína de 710 toneladas métricas, según los cálculos de la ONDCP, la oficina de la Casa Blanca con cuyo responsable se reunió hoy Naranjo.

El vicepresidente colombiano planeaba pedir a las autoridades de EE.UU. que evalúen "el desempeño de Colombia en la lucha contra las drogas" con un "enfoque multidimensional", que no solo esté basado "en una cifra de hectáreas de cultivo", según explicó el martes.

Naranjo se reunió este miércoles con la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU. en funciones, Elaine Duke, y ambos hablaron sobre sus "preocupaciones mutuas sobre la producción de coca en Colombia", además de la seguridad fronteriza, marítima y de aviación, según indicó hoy en un comunicado el Gobierno estadounidense.

"El Departamento de Seguridad Nacional sigue comprometido a trabajar con nuestros aliados en Colombia para afrontar la producción ilegal de drogas, que a menudo financia (las actividades) de las organizaciones criminales trasnacionales", aseguró Duke en el comunicado.

Naranjo también se reunió el lunes con el jefe interino de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), Robert Patterson; el martes se vio con varios congresistas estadounidenses, y el miércoles se entrevistó con dos influyentes senadores, la demócrata Dianne Feinstein y el republicano Chuck Grassley.