Elecciones para la reelección

Dice que faltó presupuesto para implementar medidas de transparencia,como la identificación biométrica.

A seis días de que se lleven a cabo las elecciones de autoridades locales y regionales, los ojos del país están puestos en el registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez. Este hombre tiene el récord de entrega de resultados en los comicios presidenciales, pero al mismo tiempo estuvo en el ojo del huracán cuando por un ciberataque el sistema de divulgación de resultados de la organización electoral colapsó en pleno proceso de escrutinios en las elecciones al Congreso. Ahora asegura que se la va a jugar toda, porque sabe que del resultado de estos comicios depende, en gran medida, su reelección en el cargo, para la cual ya es un candidato firme. En entrevista con El Espectador habló de cómo ha sido el proceso de preparación, los riesgos, las medidas de transparencia y sus principales dolores de cabeza para las elecciones de esta semana.

¿Ya todo está listo para las elecciones?
Este fin de semana quedó despachado por lo menos el 70% del material por parte de los contratistas. Se han hecho tres simulacros y se han alcanzado resultados satisfactorios que permiten prever una entrega de resultados en términos de dos horas para alcaldes y de tres o tres y media para gobernadores.

Para los procesos electorales siempre la pelea es el presupuesto, ¿le quedó faltando plata?
Digamos que para hacer las elecciones normales el presupuesto fue satisfactorio. Lo que quedó desfinanciado fue lo de la biometría. Hace tres semanas se pusieron a disposición de la Registraduría un poco menos de $12 mil millones y con eso se van a colocar tres mil puestos de biometría, que cubren el 10% del censo electoral, es decir, casi tres millones de personas.

¿Dónde se implementará ese sistema de identificación?
De acuerdo con el mapa de riesgos, en municipios de los departamentos del Valle, Bolívar, Atlántico y La Guajira. También en municipios donde se dan importantes ingresos por regalías petroleras, como Montelíbano, Puerto Gaitán y Castilla.

O sea que con las medidas de transparencia van a disminuir las demandas ante el Consejo Nacional Electoral...
Hoy un abogado sabe que tiene que demandar las mesas donde perdió. Pero con este sistema, donde se empiezan los procesos de cero y al mismo tiempo, no se harán demandas temerarias. En esta época crece el rumor de que venden paquetes de votos. A mí no me sorprende que alguien quiera estafar a los candidatos, pero con esta medida usted puede recontar los votos de inmediato y se da cuenta si hay una irregularidad.

¿Sabe de quejas por la selección de jurados?
Los jurados son heterogéneos. El 63% son nuevos. Claro que lo que más desconfianza genera hoy son ellos, pero como todo el proceso fue público y hubo quejas, ello nos permitió corregir los errores a tiempo. Uno se da cuenta de que hay mucha desconfianza porque la gente se pregunta ¿de dónde salen los jurados? ¿Quién los recomendó? ¿Cómo los sortearon?

¿Cómo explica esa desconfianza?
Eso es normal, porque lo que está en juego es el poder. Hobbes decía que el hombre es un lobo para el hombre y en las elecciones eso se aplica perfectamente. Cada candidato busca sacar la mejor tajada del mismo pastel.

¿Garantiza usted que los muertos no van a votar esta vez?
No van a votar, o por lo menos no los que han votado anteriormente.

Los ‘hackers’ fueron su dolor de cabeza el año pasado, ¿que puede pasar ahora?
En primer lugar, se solicitó al Ministerio de Defensa protección. Hay una directiva presidencial sobre seguridad informática del Estado y está a cargo de ese ministerio. Hemos tomado todas las precauciones. Creo que lo que uno busca no es que no lo ataquen, sino que el impacto sea el menor. De lo que estamos seguros es que si pasa lo que pasó en marzo del año pasado, la información va a estar protegida. Para eso ya hay 33 centros de procesamiento y salas dependientes de esos centros que utilizan otro tipo de redes que no son susceptibles de boicoteo.

Pero el ataque la vez pasada provino de la Policía, el Ministerio de Defensa y el DAS, ¿no le preocupa?
Eso lo están investigando y mejor que yo lo debe saber la Fiscalía. Pero ellos no nos cuentan y los informes que conozco aún son objeto de investigación.

¿Cree que había interés en tumbarlo a usted del cargo?
En 2008 introdujeron una reforma constitucional para terminar mi período y se frustró. Tuve demandas en el Consejo de Estado y después pasó lo de los hackers. No puedo decir que una cosa esté relacionada con otra, pero sí puedo decir que había intereses de que no permaneciera en el cargo. Ahora estoy más tranquilo, hay más armonía y el Estado está más pendiente de los ciberataques.

¿Cómo va su intento de reelección en la Registraduría?
Ya presenté el examen y tuve la mejor calificación: 700 sobre 700. Ahora falta la entrevista. Este es un concurso por meritocracia.

Es decir que con el resultado de las elecciones se está jugando la reelección...
Sí y eso es normal, ese es un reto más, pero se han hecho muchas cosas para que esto salga bien. Cuando me posesioné no había cédulas nuevas; una cédula se demoraba dos años, hoy sólo dos semanas. Había millones de personas muertas en el censo electoral y hoy no las hay. Y no era posible la identificación biométrica que ya la estamos implementando.

¿Hay medidas para reducir el fraude electoral?
Carlos Ariel Sánchez: la más importante es el escrutinio inmediato. Eso quiere decir que a las 4:00 de la tarde empiezan tres procesos, que al ser paralelos dan transparencia. El primero es el preconteo, lo que nos va a permitir saber a las 6:00 quién es el alcalde. Simultáneamente se empiezan a recoger actas, que se cuelgan en la web, cosa que a las 8:00 de la noche ya estarán todas allí. Finalmente, también a las 4:00 empieza el escrutinio, lo que quiere decir que los datos del preconteo no pueden influir en él.

¿Qué cambia con esto?
El escrutinio empezaba hasta el martes a las 9:00 de la mañana. Si usted sabe qué votos hay, de quiénes son y quiénes se quemaron, pues pueden influir para cambiarlo, que es lo que venía sucediendo.

¿Cómo se vigila a la Registraduría?
El censo el electoral es público y todas las personas pueden acceder a él. Otra cosa es el tema de los más de cuatro millones de muertos que ya fueron excluidos del Archivo Nacional de Identificación. También hay traslados de funcionarios, pero hay que decir que eso no es una sanción, sino una precaución para ganar transparencia.

¿A qué horas sabremos el domingo quiénes son los nuevos alcaldes y gobernadores?
A las 6:00 de la tarde en las alcaldías de las ciudades principales y en gobernaciones tardaremos una hora más. En municipios de alto riego, donde se implementó la identificación biométrica, los términos serán los mismos.

Temas relacionados
últimas noticias