Eln anuncia cese al fuego unilateral durante Semana Santa

Esta noticia se da tras casi tres meses del atentado a la Escuela de Cadetes General Santander, perpetrado por esa guerrilla, en el que murieron 22 personas y por el cual el Gobierno levantó la mesa de diálogo en La Habana y reactivó las órdenes de captura contra la delegación negociadora.

AFP

A través de su página web, el Ejército de Liberación Nacional (Eln) anunció, como gesto de voluntad de paz, que durante Semana Santa sostendrán una tregua de cese al fuego unilateral.

“Durante esos días (desde el 14 al 21 de abril) actuaremos de manera defensiva, es decir, sólo responderemos si somos atacados y no realizaremos acciones ofensivas”, se lee en el comunicado de la organización guerrillera.

Además, en la nota de prensa reiteraron su voluntad de reanudar los diálogos y acordar un pacto de cese al fuego bilateral “que genere alivios humanitarios para las comunidades más afectadas por el conflicto”, precisan.

Le puede interesar: Cepeda y Leyva entutelarán a Duque por no responder sobre diálogos con el Eln

Según el Eln, el Gobierno no atiende a los gestos adelantados de paz y al clamor de algunos sectores de la sociedad que piden por la reanudación de la mesa de diálogo. “Subestima la espera de nuestra delegación negociadora en La Habana, las 24 liberaciones realizadas el año pasado y el cese unilateral que cumplimos para Navidad y Año Nuevo”. Así enumera la guerrilla los hechos que, a su juicio, demuestran su voluntad para llegar a un acuerdo.

Desde que el presidente Iván Duque llegó a la Casa de Nariño advirtió que no reanudaría la mesa de negociación mientras que el Eln no liberase a los 19 secuestrados en poder de esa guerrilla, sin embargo, en enero de 2019, esta estructura perpetuó un ataque a la Escuela de Cadetes General Santander en la que murieron 22 personas. Por tal motivo, el jefe de Estado pidió la suspensión definitiva de los diálogos en La Habana y revivió las órdenes de captura para todos los miembros del Eln, incluidos los que permanecen en la isla.

Esta situación derivó en una tensión entre las relaciones de Cuba y Colombia, por el desconocimiento de los protocolos ante una eventual ruptura de los diálogos, firmado por Eln, el Estado y los países garantes. En esa balanza, Noruega también pidió acatar los acuerdos, mientras que Brasil y Chile solicitaron todo el peso de la ley contra la guerrilla.

El Ejecutivo argumentó su desacato de los protocolos bajo una sentencia de la Corte Constitucional, con la que interpretaron que las políticas públicas de paz son de Gobierno, mas no de Estado. La delegación del Eln permanece en Cuba como gesto de voluntad para negociar, a la vez que la administración no se ha vuelto a pronunciar acerca de las órdenes de captura de los integrantes de la guerrilla.