Eln critica a Gobierno por la paz

Alias Gabino envió una carta a Juan Manuel Santos en la que afirma que el ELN nunca ha estado de acuerdo con que la etapa exploratoria de los diálogos se haga de forma secreta.

Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, máximo jefe del Eln. / Archivo
El máximo jefe del Eln, Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, afirmó en una carta que es intención de esta guerrilla continuar con los acercamientos en busca de una salida negociada al conflicto, pero que es precisamente el gobierno del presidente Juan Manuel Santos el que “puede llevar al traste el proceso y estamos de acuerdo con quienes claman para que se pacte un cese del fuego bilateral y las hostilidades, que blinde el proceso de paz, pero el Gobierno sigue con los oídos cerrados”.
 
En la misiva, que se da como respuesta a una invitación que había realizado el padre Francisco de Roux, en la que señalaba que Colombia no aguantaba más la guerra e invitaba al Eln a abrir formalmente la negociación con el Gobierno, señala Gabino que es falso que la organización guerrillera no esté de acuerdo con una salida negociada. Por el contrario, manifiesta que en el Quinto Congreso del Eln, realizado a finales del año pasado, se aprobó por consenso “el proceso de paz y los avances logrados en los diálogos” y agregó que “la sociedad colombiana tiene derecho a la paz, entendiendo que la paz son los cambios necesarios para superar las causas del alzamiento armado”.
 
Gabino sostiene que el Eln nunca ha estado de acuerdo con que la etapa exploratoria de los diálogos se haga de forma secreta, pero lo aceptaron por voluntad de paz. También manifestó que es necesaria la participación de la sociedad en su conjunto para dotar de garantías el proceso y “continuar la lucha por el poder por los cauces democráticos”. Esta carta del máximo jefe del Eln se da cuando las críticas contra esa organización crecen por el uso continuo de minas antipersonas. El caso más cercano fue el del cabo Edward Ávila, quien perdió sus piernas y se asegura que fueron exhibidas en un colegio, hecho que es negado por esa organización.