‘ELN dificulta negociaciones con atentados’: Juan Camilo Restrepo

El jefe negociador del Gobierno en las conversaciones con la guerrilla condenó la detonación de un explosivo que afectó el oleoducto Caño Limón Covenas, dejando a más de 2.000 personas sin agua.

Archivo particular

“Delirante e insensata”. En estos términos, el jefe negociador del Gobierno en el proceso de paz con el ELN, Juan Camilo Restrepo, condenó el atentado contra el oleoducto Caño Limón Covenas, registrado en la madrugada de este jueves en Norte de Santander y que habría sido perpetrado por el frente de guerra nororiental de la guerrilla.

Según Restrepo, con actuaciones como estas el ELN entorpece las negociaciones de paz que se adelantan en Quito (Ecuador) y que próximamente entrarán en su segundo ciclo. (Lea: ELN sería responsable de nuevo atentado contra oleoducto Caño Limón Coveñas)

Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos también rechazó el atentado y aunque no se lo atribuyó a la guerrilla, destacó que se trata de un daño ambiental que afecta a 2.000 personas que se encuentran sin agua.

Aguas manchadas de crudo en su única fuente de abastecimiento de agua. Ese fue el panorama con el que se encontraron los habitantes del corregimiento de Guamalito en el municipio de El Carmen (Norte de Santander) en las primeras horas de la mañana de este jueves, luego que sobre las 03:00 de la madrugada fuera detonado un explosivo que afectó el oleoducto Caño Limón Covenas a su paso por esa parte de la región del Catatumbo.

El atentado provocó un derrame de crudo que afectó el lecho de la quebrada Cimitarra, la cual surte el acueducto de esa localidad. Por ello, se tuvo que suspender el servicio para unas 2.000 personas de la zona.

Autoridades de El Carmen activaron un plan de contingencia para que la gente se mantenga alejada de la quebrada, teniendo en cuenta la afectación ambiental –evidente con la muerte de peces y otras especies que flotan sobre la mancha negra–.