Eln no ve seguro un acuerdo inmediato para prorrogar cese bilateral

En un comunicado conocido este lunes por parte de la guerrilla, dicha organización también advirtió de la grave crisis del proceso de paz en sí mismo que se ha visto afectado, según dijo, por las falencias que ha tenido el Acuerdo de Paz con las Farc

Este martes se reanudan las conversaciones de paz con el Eln, en Quito. El nuevo equipo negociador del Gobierno tiene instrucciones de hacer lo posible para prorrogar el cese bilateral.Archivo

A pocas horas de que venza el primer cese bilateral del fuego y hostilidades que ha firmado la guerrilla del Eln en toda su historia, dicha organización armada publicó un comunicado poco alentador de cara a la posibilidad de que el cese al fuego temporal sea prorrogado, como se prevé cuando se retomen las conversaciones en Quito (Ecuador).

Y es que este mismo martes, el nuevo equipo negociador del Gobierno se prepara para sentarse con esa guerrilla en el que será el quinto ciclo de conversaciones de paz, que tienen lugar en el país vecino. La idea es revisar las cifras que dejó ese primer cese bilateral, el cual arrancó el 1 de octubre del año pasado, pero que resultó golpeado por la falta de confianza entre las partes que se arreció durante estos últimos meses.

(Lea: Los riesgos de no pactar el cese bilateral con el Eln ad portas de la campaña política)

El principal problema tuvo que ver, básicamente, con la alerta que encendió el propio secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en la que advierte sobre la ausencia de un parámetro común entre las partes frente a las obligaciones de lado y lado. Tal situación provocó tal desconfianza que el Eln optó por retirar del Mecanismo de Monitoreo y Verificación de dicho cese a sus representantes.   

Por eso este martes, cuando concluye el cese bilateral temporal, el Eln afirmó que la prolongación del mismo no se dará de una forma inmediata pues, “evaluaremos esta primera experiencia, para poder proyectar nuevos momentos de cese bilateral”. No obstante, el grupo armado ilegal reconoció lo que significó ese “alto al fuego” durante estos poco más de tres meses.

Sin embargo, es de recordar que durante ese lapso, la guerrilla violó dos veces el cese al fuego bilateral. Primero, con el asesinato del gobernador Aulio Isaramá, en el municipio de Alto Baudó (Chocó); y luego, por la masacre de 13 campesinos en Magüí Payán (Nariño). Ambos hechos reconocidos por la guerrilla.

(Lea: Eln asume responsabilidad en crimen de gobernador indígena en Chocó)

¿Peligra el proceso de paz con el Eln?

En ese mismo comunicado, la guerrilla del Eln advierte sobre la forma en la que inciden directamente sobre el proceso de paz de Quito los incumplimientos al Acuerdo de Paz con las Farc. Según dijo el equipo negociador de esa organización, “este derrumbe impacta esta mesa y pone a tambalear consignas políticas agitadas durante éste diálogo, desde que firmamos la agenda de conversaciones, el 30 de marzo de 2016”.

En ese sentido, descartaron que la mesa de Quito pueda confluir con lo que se pactó en La Habana, como en un principio se había presupuestado. “En momentos anteriores, las FARC y nosotros expresamos que íbamos a buscar desarrollar “dos mesas y un sólo proceso”. Ahora, ante el desmorone de los acuerdos de la Habana, se demuestran los propósitos reales del modelo de solución política del régimen”, agregó la guerrilla, al tiempo que señaló que bajo ese panorama, lograr una paz completa es un propósito que se aleja cada vez más.

Pese a lo anterior, el Eln afirmó tener voluntad política para seguir conversando, bajo la certeza de saber que “el camino de la paz es tortuoso, pero vale la pena recorrerlo”.