Según congresistas, embajador de EE. UU. habría movido fichas a favor de las objeciones a la JEP

Kevin Whitaker, representante de Estados Unidos, se reunió con senadores y representantes encargados de estudiar los reparos presidenciales a la ley estatutaria de la JEP y les expuso su preocupación frente al futuro del acuerdo de extradición que tiene Colombia con su gobierno. El embajador también citó a magistrados de la Corte Constitucional, quienes en un principio rechazaron la invitación.

Kevin Whitaker, embajador de EE. UU., manifestó su apoyo a las objeciones presidenciales a la ley estatutaria de la JEP desde que fueron anunciadas por el Gobierno. Cristian Garavito - El Espectador

El pasado martes, el embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker, recibió en su casa a seis de los siete representantes a la Cámara que conforman la comisión accidental que estudió las objeciones presidenciales a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Con el mismo propósito de hablar sobre los reparos en un ambiente menos formal, el diplomático envió una invitación para cenar al día siguiente a los magistrados de la Corte Constitucional.

Precavidos por dicha invitación, los magistrados en la Sala Plena discutieron los alcances de aceptar dicha cita y prefirieron declinar la cena. La presidenta de la Corte, Gloria Ortiz, llamó personalmente a Whitaker para informale que no iban a asistir, además de enviar una carta protocolaria a la embajada comunicando la decisión de los togados.

Horas después llegó una nueva carta de la embajada retirando la invitación a la cena, bajo el argumento de que algunos sectores manifestaron su inconformidad de llevar a cabo dicho encuentro, teniendo como base el desayuno que tuvo Whitaker con los congresistas.

“Lamentamos en gran manera que hayan surgido inquietudes sobre la invitación de esta noche; sin embargo, debido a nuestro respeto por la Corte Constitucional y en el interés de evitar inconvenientes, el embajador ha decidido cancelar esta cena”, se lee en la carta.

El propósito por el cual se convocó a la cena era “hablar sobre diversos temas que afectan nuestra cooperación judicial bilateral”. Y tal cual como ocurrió en el desayuno con los parlamentarios, las principales preocupaciones que iba a extender el embajador a los magistrados eran los temas de extradición y reincidencia.

No es secreto la postura de Estados Unidos ante el panorama que develó las objeciones a la ley estatutaria. Tras el anuncio de los reparos, el embajador expresó su respaldo a los reparos presidenciales, especialmente en lo que tiene que ver con el tratado de extradición. “El primero es que existe en la ley la posibilidad de que la JEP busque pruebas. Eso no es consistente con la relación de extradición que tenemos los dos países”, dijo a Blu Radio en su momento.

Lea más: EE. UU. respalda objeciones del presidente Duque a la estatutaria de la JEP

El desenlace de la reunión con los representantes sigue siendo una incógnita. Los seis parlamentarios hicieron un pacto para no hablar del contenido del desayuno porque, según dijo uno de ellos a la Silla Vacía, “no nos interesa meterle variables nuevas (a la discusión de las objeciones) a estas alturas”. Algunos medios etiquetaron el encuentro de “cordial”, mientras que otros de “tenso” debido a la supuesta sugerencia que hizo Whitaker de “desconocer las decisiones de la Corte”, comentó Juanita Goebertus a Blu Radio.

Lo que queda claro es que el embajador está moviendo fichas con todos los sectores involucrados en las objeciones, pues se sabe, además, que también se citó con los senadores miembros de la comisión accidental que estudian los reparos a la estatutaria de la JEP. La reunión, llevada a cabo el pasado lunes, pasó imprevista ante la prensa.

Igual que su propósito de hablar sobre temas que afectan la relación de “cooperación judicial internacional”, la extradición fue la principal preocupación del diplomático. Sin embargo, estos tampoco han querido ahondar sobre lo que se dialogó en la reunión debido a que fue de carácter privado.

Los resultados de las citas del embajador con los parlamentarios se conocerán el próximo lunes, día en que está citada la plenaria de la Cámara para debatir la ponencia mayoritaria, radicada tras la reunión con Whitaker, la cual corresponde a los partidos que rechazan las objeciones presidenciales. Además, la nueva alianza entre Cambio Radical, Partido Liberal y de la U, que suman un total de 130 congresista, promete ser una aplanadora en el Congreso con respecto a los proyectos legislativos que estos partidos consideren de mayor conveniencia para el país. Cabe resaltar que estas tres colectividades, antes de sellar dicho pacto, anunciaron que no acompañarán al Gobierno con los reparos a la JEP. 

También: “Duque usó estrategia retórica y prefirió desafiar a la Corte”: ponencia sobre objeciones a JEP.