Emilio Otero pide cita a los partidos para defender su "buen nombre"

El cuestionado secretario del Senado, en busca de la reelección, se amparó en ese derecho constitucional para pedir la reunión con las bancadas.

El actual secretario del Senado, Emilio Otero Dajud, no deja de sorprender a la opinión por sus acciones dentro del Capitolio Nacional.

En medio de los últimos cuestionamientos que ha recibido por su oneroso sueldo de $360 millones al año y por haber sido el ‘notario’ de la reforma a la justicia que terminó plagada de ‘micos’ –de la cual también se beneficiaba–, ahora el funcionario quiere reunirse con las bancadas para busca su sexto periodo en el cargo. (Lea más de la defensa de Otero).

En su campaña de reelección, Otero envió una carta a los directores de los partidos para lograr reunirse con todos los senadores de las bancadas y explicarles el alcance de las investigaciones en su contra. (Vea la carta).

En la misiva, pidió que el encuentro sea antes del 20 de julio, fecha en que se dará la elección del nuevo secretario, según el anuncio del saliente presidente del Senado, Juan Manuel Corzo. (Lea el anuncio de Corzo de votación secreta).

“En mi condición de Secretario General de esta corporación y aspirante a la reelección del mismo, de la manera más atenta me permito solicitarle se sirva escucharme en compañía de los miembros de la bancada en la fecha y hora que ustedes consideren, y antes del 20 de julio del presente año, fecha en la que se realizará el proceso electoral, con el fin de aclarar los hechos denunciados”, citó en su carta.

Y continuó: “Es de mi total interés que la bancada del partido me asigne este espacio, al cual acudo amparado en el derecho al buen nombre que la Constitución me otorga”.

Todavía se desconoce una respuesta formal de los partidos políticos a la solicitud que hizo Otero.

Sin embargo, con antelación se conoce que casi la totalidad del Partido Conservador apoyará al actual secretario en su intención de continuar en ese despacho.

De los demás partidos se sabe que el Polo Democrático Alternativo, el Partido Liberal y el Partido Verde no son partidarios de la reelección de Otero.

De ahí que la decisión final esté ahora en manos del Partido de La U y Cambio Radical.