Empezó la campaña presidencial

Clara López, Óscar I. Zuluaga y Aída Avella ya están, junto a Santos, en la foto electoral.

Tras el anuncio del presidente Santos de aspirar a un nuevo mandato, la foto del partidor presidencial es más clara. Junto al mandatario, en la línea de salida, están la presidenta del Polo Democrático, Clara López; la dirigente de la Unión Patriótica, Aída Avella; y el candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga.

La baraja que aún está por definirse es la de la Alianza Verde, que ayer presentó sorpresas. Inscribió como precandidatos a la exsenadora Íngrid Betancourt, quien estuvo secuestrada seis años por las Farc, y Feliciano Valencia, dirigente de Asociación de los Cabildos Indígenas del Norte del Cauca. Dos cartas que se suman a la baraja en la que aparecen Antonio Navarro, Enrique Peñalosa, John Sudarsky y Camilo Romero.

La Alianza Verde también decidió que hará una encuesta nacional para medir la favorabilidad de los candidatos y que quienes superen el 10% de respaldo participarán en una consulta popular en las elecciones de marzo. De alguna manera, la Alianza Verde sigue buscando una cara para impulsar un candidato de opinión que pueda encabezar una tercería en un escenario polarizado entre el santismo y el uribismo.

Por el lado izquierdo las fichas también se mueven. Clara López, Presidenta del Polo, marca muy bien en las encuestas y se alza como una ficha clave. Por la Unión Patriótica, partido político que sufrió un exterminio y al que el Consejo Nacional Electoral le devolvió la personería jurídica, se presentó Aída Avella, una de sus fundadoras que por años ha vivido en el exilio. Tres fuerzas políticas que tienen coincidencias programáticas y que de llegar a unirse podrían impulsar un fuerte movimiento de opinión.

Por su parte, el Partido Conservador aún no tiene claro su futuro. Decidirá en la convención de enero si presenta candidato propio o apoyará la aspiración reeleccionista de Santos. Por ahora Marta Lucía Ramírez es la precandidata y sostiene que deben ir con aspirante propio y salirse de la polarización entre el uribismo y el santismo.

La foto del momento que presenta las encuestas ha mostrado que el presidente Santos tiene una favorabilidad moderada. Según la última medición de Gallup, el 27% de los entrevistados apoyan al mandatario, lo que indicaría que, de mantenerse está tendencia, Santos necesitaría una segunda vuelta. El panorama lo complica el crecimiento de Óscar Iván Zuluaga en las mediciones. El candidato del Centro Democrático está 12 puntos por debajo de Santos, pero su evolución ha mostrado que será un fuerte contendor.

Mejor dicho, la campaña presidencial de 2014 ya empezó y promete que los debates serán candentes. El presidente Santos tiene una ventaja moderada que no significa ninguna garantía, porque las encuestas muestran una muy baja favorabilidad y aún el electorado colombiano no tiene claro cuál será la foto que elegirá en el tarjetón. Lo único claro es que Santos no está solo en el partidor, que en estas elecciones tiene una oposición radical del uribismo, encarnada en Óscar Iván Zuluaga, y que del lado de la centro izquierda también hay fichas que aún estan por moverse. Un panorama que da cuenta clara de que las elecciones presidenciales de 2014 empezaron y que la campaña para la Casa de Nariño no será fácil para nadie.