Encuesta Gallup: retrato de un país pesimista

Desaprobación de la gestión del presidente Juan Manuel Santos es del 69 %. La gente sigue escéptica frente al proceso de paz con las Farc y no cree que cumplirá con lo pactado.

Harto se ha dicho que Colombia es un país complejo y contradictorio. Y eso se hace aún más palpable a la hora de analizar encuestas como la Gallup Poll de abril, en la que, de entrada, se ve un país pesimista, donde una gran mayoría (el 75 %) considera que las cosas están empeorando y más aún en temas como la corrupción, el costo de vida, la inseguridad, la protección del medio ambiente, la atención en salud y la economía.

Una percepción que golpea con dureza la gestión del presidente Juan Manuel Santos que, aunque muestra una leve recuperación de dos puntos, sigue arrastrando una desaprobación alta: del 69 % frente a un 26 % de aprobación.

Precisamente el proceso de paz con las Farc, principal bandera del jefe de Estado, es una clara muestra de las mencionadas contradicciones del país. Una mayoría (64 %) piensa que la mejor opción para solucionar el problema de la guerrilla es insistir en los diálogos hasta lograr acuerdos, ante un 30 % que cree que hay que tratar de derrotarla militarmente.

Pero a pesar de que se logró pactar el fin del conflicto con ese movimiento subversivo y actualmente se avanza en su etapa de implementación, también una mayoría (57 %) considera que ese proceso va por mal camino (el 38 % piensa lo contrario).

En este sentido, la gente no cree que ese Acuerdo de Paz vaya a traer una mejor distribución de la riqueza en el campo, a acabar con el origen de la violencia ideológica en Colombia, a significar un clima de seguridad y tranquilidad  ciudadana, que se traduzca en una solución definitiva al problema del narcotráfico o que logre esclarecer la verdad y reparar a las víctimas.

De hecho, el 65 % de los encuestados no cree que las Farc cumplirán con lo firmado e incluso también una mayoría ni siquiera le cree al Gobierno: 51% piensa que tampoco cumplirá frente a un 46% que dice que sí.

Sin duda, la polarización política que hoy vive el país en la antesala del proceso electoral de 2018; las duras discusiones en el Congreso en torno a los proyectos y reformas de la paz, con el uribismo en enconada oposición, y los escándalos de corrupción —caso Odebrecht o reficar— han hecho mella en la credibilidad del proceso de paz y en la gestión del presidente Santos.

Al mirar la aceptación o rechazo que generan aquellos personajes considerados claves en el juego político, sobre todo los que suenan como posibles candidatos presidenciales o que ya se han postulado, se ve que, como en los tiempos en que era gobernante y se hablaba del teflón que lo protegía, el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe, con un 49 %, es esta vez el de mayor favorabilidad, aunque su imagen desfavorable es también de las más altas: 46 %.

Y de los que suenan para estar en la baraja de aspirantes a la primera magistratura del Estado, la aún ministra de Trabajo Clara López (47 % de imagen favorable y 30 % desfavorable), Humberto de la Calle (46 % favorable y 24 % desfavorable) y Juan Manuel Galán (39 % favorable y 15 % desfavorable) son los que puntean en la encuesta de Gallup. Se descuelga un poco Sergio Fajardo (37 % favorable y 10 % desfavorable), Claudia López (38 % favorable y 17 % favorable) se mantiene estable y Germán Vargas Lleras sigue perdiendo terreno (36 % favorable y 44 % desfavorable).

En cuanto a las fichas del uribismo, Óscar Iván Zuluaga es el primero en favorabilidad, 29 %, pero con una desfavorabilidad del 50%, de las más críticas. Entre los uribistas aparece el exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, quien cuenta con una favorabilidad del 18% y una mala imagen del 14%. El Centro Democrático como fuerza política tiene solidez, pero, lo que no se ve claro, es un posible candidato a la presidencia.