Enfrentamiento entre la viuda de Guillermo Gaviria y Álvaro Uribe

Yolanda Pinto, esposa del asesinado gobernador de Antioquia encaró al expresidente Uribe y señaló que el operativo de rescate fue una "chambonada" que costó la vida de su marido.

En medio del debate sobre el nuevo acuerdo de paz se registró un agrio cruce de declaraciones entre Yolanda Pinto, viuda del asesinado gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y el expresidente y senador Álvaro Uribe.  Pinto aprovechó su discurso en defensa del acuerdo de paz para enrrostrale al expresidente que en el fallido intento de rescate del exgobernador Gaviria, en mayo de 2003, la dejó viuda. “Recibí con mucha esperanza el primer acuerdo, con mucha fe y hoy recibo con mayor esperanza el nuevo acuerdo. Vengo a pedirles que con el corazón limpio de odios y de rencores y a reclamar de ustedes que con ese corazón limpio refrendemos este acuerdo porque nosotras las víctimas lo consideramos como un acuerdo posible”, expresó Pinto

Pinto fue enfática en que como víctima de las Farc exige la verdad de lo ocurrido y que precisamente por esto respalda la solución política al conflicto  armado. “Por el acuerdo es que vamos a poder saber dónde están nuestros muertos y espero que nos entreguen nuestros muertos y las familias podamos terminan nuestro duelo”, agregó la esposa del exgobernador asesinado por las Farc. Al final Pinto aprovechó la oportunidad para decirle al senador Uribe: “El operativo de rescate de mi esposo estuvo lleno de improvisaciones y fue casi una chambonada pero tengo claro que quien disparó contra la vida de Guillermo fueron las Farc. Si usted hubiera llevado a cabo un proceso de paz con la guerrilla lo estuviera defendiendo. No podemos permitir que se pierdan más vidas inocentes”.

En respuesta, el senador Uribe Vélez recordó que su padre también fue asesinado por las Farc y contestó a las acusaciones de Pinto: “Esa operación no fue una chambonada ni improvisada. Hicimos varios esfuerzos para lograr un acuerdo humanitario con las Farc. Pero fueron esfuerzos estériles. Fueron muy estrictas nuestras condiciones. El operativo se planificó bastante. En eso hay fallos. Yo los reconocí esa misma noche ante el país”.

Y añadió el líder natural del uribismo: “Tuvimos un informante que comunicó el sitio donde estaba los rehenes y era una selva tupida. Los helicópteros llegaron a la zona donde estaba previsto que aterrizarían, a suficiente distancia y harían aproximaciones por tierra. Cuando hablé con los sobrevivientes, dijeron que desde abajo alcanzaron a ver botas militares de los helicópteros. Las Farc salieron despavoridas. Regresaron y asesinaron con tiro de gracia a los rehenes que estaban allí. Lo único que encontramos en esa operación fue odio para responder a la generosa iniciativa del gobernador Guillermo Gaviria”.

Finalmente, el expresidente Uribe declaró que  la noche después del fallido operativo de rescate se trasladó al lugar de la tragedia  y escuchó las versiones de los dos sobrevivientes. “Me dijeron que el gobernador se acercaba al cabecilla de las Farc a decirles que por qué los trataban así. El cabecilla les contestó que no son los amigos de la paz, sino sus enemigos. Usted no sabe lo que fue para mí llevar esa noticia. Lo único que quise fue que los hubiéramos podido liberar como liberamos a Íngrid Betancur. Ese procedimiento nos falló y ese dolor yo también lo llevo”.