Entre fachistas y estigmatizaciones, así está la pelea del urbismo con Gaviria

La bancada del Centro Democrático aprovechó la fiesta del 20 de julio para protestar por banderas de Colombia “enlutecidas” con una cinta negra. La respuesta de Gaviria fue calificarlos de “fachistas”

La bancada del Centro Democrático protestando con banderas con una cinta negra anudada en el centro.
Con la venia que le dio la Corte Constitucional al plebiscito por la paz empezó formalmente la campaña por el sí y por el no a los acuerdos de que firmaron el Gobierno y las Farc en La Habana. Justo el día de la Fiesta de Independencia se dio el primer enfrentamiento. El Centro Democrático aprovechó la fecha para protestar con banderas enlutecidas con un cordón negro para manifestar su desacuerdo con la impunidad planteada. 
 
Esta propuesta generó la inmediata reacción el expresidente César Gaviria, quien debutó como jefe de campaña del sí a los acuerdos de La Habana. Sin mayores contemplaciones se refirió a la protesta del Centro Democrático así: “las banderas y camisetas negras son del fascismo, hay que acordar lo que hacía Mussolini en Italia, eso es enaltecimiento de la guerra, lo que en Italia se hizo por una buena cantidad de años fue enaltecer la guerra, invitar a la gente a la guerra, explotar el nacionalismo con camisas y banderas negras”.
 
Gaviria fue más allá y advirtió que “ni la paz ni el plebiscito tienen dueños, en algún momento podría decirse que el presidente Santos era como dueño del plebiscito pero la Corte ya propiamente lo dijo que esto es de todos los colombianos. En una campaña uno no logra mandar a nadie, tampoco nadie tiene que obedecer, eso no existe en la política”.
 
Esta es una simple muestra de la guerra por la paz, pues es claro que son radicales las diferencias entre quienes respaldan y rechazan lo negociado entre el Gobierno y las Farc. Por eso, la respuesta del Centro Democrático no se hizo esperar. La senadora Paloma Valencia dijo que “Gaviria se ha graduado en tratar de estigmatizar a la oposición. Esta es una campaña de persecución, de señalamientos, que entre otras, pone en peligro la vida de las personas que conforman este partido y también la pluralidad democrática”.
 
Valencia explicó el motivo de la protesta “en este caso nuestra democracia, la libertad y el sentido de justicia de la sociedad es lo que se muere. El luto es un síntoma de pesar cuando uno siente que algo se muere”, agregó que la doble moral del gobierno es tratar de fachistas a la oposición y ahora decir que los pacifistas son los terroristas de las Farc. “Eso es algo que no se puede explicar”, dijo.
 
Este enfrentamiento, que tiene como trasfondo la cercana votación del plebiscito para refrendar los acuerdos de paz de La Habana, vendrán meses en que las posiciones harán más radicales. Lo que llama la atención es que está cerca la paz con las Farc, pero en el escenario político, las posiciones resultan irreconciliables.