Equipos de campaña por el sí y por el no listos para la batalla electoral

Partidos, organizaciones no gubernamentales, y exfuncionarios del Gobierno se están inscribiendo para hacer campaña por el sí y por el no.

Diferentes comités se han inscrito en el CNE como el de Indepaz, el Partido Verde, el Centro Democrático.

La batalla en las urnas por el sí y no al plebiscito ya calentó motores y a la autorización a funcionarios públicos para que hagan campaña, se suma la avalancha de comités inscritos en el Consejo Nacional Electoral a presentar sus intenciones de promover el voto a favor o en contra. (Lea: Vía libre para inscripción de comités por el Sí o el No en el plebiscito)

Cada uno con su comparsa y tratando de llamar de mejor manera la atención, se han venido acercando uno a uno, el Partido Liberal, La U, los verdes y organizaciones independientes como Siudadanos de la fundación Paz y Reconciliación, Yo sí voto por la vida de Indepaz y otros comités departamentales y municipales.

En la orilla del No están miembros del Centro Democrático cada quien quiere hacer su propia campaña. El excandidato a la presidencia Óscar Iván Zuluaga ya inscribió un comité, de igual forma lo hizo Sergio Araújo Castro, el exsenador Juan Carlos Vélez también presentará un comité y a estos se suman otros movimientos como todos contra las Farc, Libres, Ciudadanos del Valle por el No y Comité blanco por el no.

Cambio Radical, contundente crítico del expresidente César Gaviria, anunciaron que iniciarán su propia campaña y en la fila están Mira, Polo Democrático y Convergencia Ciudadana.

El viernes se incribirá el comité de la campaña estelar de exministros de Santos que se sumaron a la Fundación Buen Gobierno. La iniciativa la encabeza Cristina Prieto, hermana de Roberto Prieto, exgerente de campaña de Juan Manuel Santos. Allá llegarán Gina Parody, Lucho Garzón, Alfonso Prada y otros políticos santistas. Sin embargo, la campaña tendrá un perfil ciudadano, pues en la estrategia tiene claro que la política y los líos políticos no suman mucho.

Lo que sí es claro es que la iniciativa de respaldo al No, fraccionado por diferentes vertientes del Centro Democrático tiene de fondo aspiraciones personales de convertirse en los candidatos a la presidencia del uribismo. Lo mismo hace cada partido de la Unidad Nacional que quiere ganar protagonismo. Situación que no es diferente a la de los exministros que llegan a la Fundación Buen Gobierno y en esta plataforma salir a la arena política electoral.

De este modo las campañas retornarán a las calles. El gobierno tiene vía libre para usar sus recursos y sus funcionarios en campaña con la “vitrina” mediática que les da sus cargos. El resto, se tomarán las calles, situación que no sucedía desde hace más de 25 años cuando fue promovida la Séptima Papeleta que desencadenó la Constitución de 1991.

También se espera una millonaria inversión. La Resolución 1733 de 2016, con la que el Consejo Nacional Electoral (CNE) reglamentó las campañas, impuso topes de $3.920 millones si se hacen en el territorio nacional, $1.045 millones si el comité es departamental y las municipales van desde $130 millones hasta $1.308 millones, de acuerdo con el número de habitantes.Aunque quedó claro que los colombianos que viven en el exterior pueden ejercer su derecho al voto. En la Resolución del CNE no dice ni una sola línea sobre la posibilidad de hacer campaña en otros países.