Ernesto Macías ordenó el recorte del 52 % de la nómina en el Senado

Según el presidente del Senado, habría un ahorro de $4.100 millones.

Ernesto Macías, presidente del Senado. Prensa Senado

El presidente del Senado de la República, Ernesto Macías, pidió a la Dirección Administrativa del Senado de la República que para el período actual solo se firmen contratos por prestación de servicio “por estricta necesidad”.

“Habrá una reducción del 52% en esa nómina y un ahorro superior a $4.100 millones. Y tendrán que trabajar”, escribió Macías en su cuenta de Twitter.

Desde hace algunos días se venía comentando sobre el recorte de personal en el Senado, pues, según Macías, en la corporación estaba contratadas cerca del doble de personas que se necesitan. La decisión, además, se tomó luego de un estudio realizado por la Dirección Administrativa para definir hacer un estudio de cuántos contratistas necesita realmente cada dependencia.

“La gran mayoría no trabajaba. Firmaban el contrato y, cómo les exigen una cuenta en un banco, simplemente cada vez les consignaban y las personas seguían en sus regiones o haciendo otras cosas. Entonces, el Senado seguía funcionando con faltante de personal”, explicó Macías.  

También habló de la implementación de una nueva tabla de honorarios, equivalente a la que se usa para determinar lo que devengas los miembros de las Unidades de trabajo Legislativo (UTL) de cada congresista.

“Los honorarios eran caprichosos. Lo que hice fue establecer una tabla de honorarios que sea de acuerdo con perfil y a los requisitos”.

Macías también considera que los contratos de prestación de servicio deben incluir una cláusula para que los contratistas queden obligados a ir a trabajar y los jefes inmediatos sean sus interventores.

“Parece ridículo que tengamos que decir que tienen que trabajar, pero como el contrato no decía nada, no se les obligaba. Ahora en el contrato hay una cláusula en dónde dice qué funciones deben cumplir y en qué dependencia. Obvio no se le obligará a cumplir horario, porque a los contratistas no se les puede obligar a cumplir horario, pero sí a cumplir unas funciones asignadas”, concluyó Macías.