Comunidad de Bojayá le da el último adiós a las víctimas de la masacre de 2002

hace 3 horas

Escandaloso cierre de campaña

Un video, en el que aparece el candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluga, sería la prueba reina de su relación con el capturado ‘hacker’ Andrés Sepúlveda. Piden su renuncia.

El candidato del centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, aseguró que se trata de un montaje.

En medio de escándalos de infiltraciones, acusaciones de presuntos montajes, ‘chuzadas’ e interceptaciones ilegales se cerró ayer la campaña a la Presidencia en la que los candidatos pasaron del debate político a la arena judicial. El último de estos es protagonizado por el aspirante del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, quien a finales de abril pasado fue filmado en un encuentro con el exasesor espiritual de esta campaña Luis Alfonso Hoyos y el hacker Andrés Sepúlveda, en donde le propone a Zuluaga una serie de estrategias para minar el proceso de paz y de este modo desinflar la campaña por la reelección del presidente Juan Manuel Santos, cuya principal bandera es lograr una salida negociada al conflicto.

En el video, publicado por la revista Semana, Sepúlveda, capturado por el presunto espionaje al proceso de paz y quien está colaborando con la justicia, ofrece información de inteligencia militar sobre los principales jefes de las Farc, su ubicación, su estado de salud, cómo se comportan en la selva y también se refiere al accionar del bloque Sur de la guerrilla; todo publicado pocos días después en la página web ‘Diálogo a voces’, creada por Sepúlveda, quien ante una pregunta de Zuluaga comenta que “”a Santos lo único que lo fortalecería en este momento es un golpe contra las Farc, nada más”. Y al mencionar a Timochenko (Timoleón Jiménez, jefe máximo de las Farc) dice que está “en la frontera con tuberculosis”, y señala que esa información la corroboró con “el acceso que tengo yo al Comando Sur, a los aviones Awacs, que son los que monitorean las comunicaciones de ellos”.

Para algunos abogados penalistas consultados por El Espectador, lo que muestra el video tiene matices de delito, lo que a juicio de los juristas pone en la arena judicial la campaña de Zuluaga. También se desvirtúa el argumento del candidato del Centro Democrático, quien había asegurado que no tenía ningún tipo de relación con este hacker.

Será la justicia la que establezca si se trata o no de un delito. El abogado penalista Iván Cancino considera que “si se llega a comprobar que había manejo de información de inteligencia reservada, sí puede haber delito por parte del candidato. No sólo era quien le pagaba (a Sepúlveda), sino que, al parecer, fue a escuchar y a recibir información.

Para el también penalista Iván González “habría intromisión en un sistema informático, lo que se configura como un delito en el Código Penal. También habría que mirar qué información fue la que finalmente se logró recaudar y dependiendo del contenido y uso de la misma se podría configurar un atentado contra la integridad de personas o la seguridad del Estado”.

Lo que queda claro es que se trata de una de las campañas a la Presidencia más sucias que se hayan presentado en el país, en la cual los dos candidatos que puntean en la intención de voto, Juan Manuel Santos y el exministro Zuluaga, se han dedicado a descalificarse.

De un lado Zuluaga reclama a Santos explicaciones del supuesto intento de negociación con narcotraficantes a través de su exasesor de campaña J. J. Rendón y el presidente de la Federación de Gobernadores, Germán Chica, y el presunto ingreso de US$2 millones del narcotráfico a la campaña a la Presidencia de hace cuatro años que denunció el exmandatario Álvaro Uribe, sin presentar pruebas.

Por el otro lado, están pidiendo la renuncia de Zuluaga. El presidente del Partido Liberal, Simón Gaviria, afirmó que “el escandaloso video no deja duda de que Zuluaga no tiene honor y es un mentiroso. Miró los ojos a los colombianos y nos mintió. Nos quiso hacer creer que no tenía nada que ver en este escándalo y ahora nos venimos a dar cuenta de que es el patrón del ‘chuzador’ del proceso de paz. Se alió con delincuentes para traicionar a los colombianos, para traicionar a la patria”. Con estos argumentos pidió su retiro de la campaña.

El candidato del Centro Democrático contestó afirmando que se trata de un montaje. “Esta campaña denunció que había sido infiltrada y que existía un video y unos correos preparados para poner en tela de juicio la rectitud de mis actuaciones públicas. El video forma parte de un vulgar montaje político con el que se pretende manchar nuestra campaña y no es casualidad que se publique cuando punteamos en las encuestas y el candidato-presidente cae”. A su turno, el abogado Jaime Granados dijo que presentará ante la Fiscalía una denuncia penal porque eran conscientes de que esto (el montaje) iba a pasar.

Zuluaga aprovechó para señalar a J. J. Rendón como autor del supuesto montaje al decir que “así es su forma de actuar. Lo hizo en las campañas en las que participó en Panamá, México, El Salvador y Venezuela. Infiltraciones, videos ilegales y falsificaciones fueron parte de su modus operandi”. También arremetió contra el presidente Santos al afirmar que “fue sindicado en el vil montaje que se le hizo al almirante Arango Bacci, cuando la Corte Suprema, al absolver al almirante, ordenó investigar a Santos. Santos y J. J. Rendón comparten el mismo patrón de conducta”.

Desde las otras campañas buscan pescar en río revuelto y meterse en la pelea, en la que seguro habrá segunda vuelta. El candidato de la Alianza Verde, Enrique Peñalosa, pidió la renuncia de Zuluaga porque con el video se demuestra que le mintió al país y que encubría delitos. Lo que a juicio del candidato se configura en un hecho más grave que el Proceso 8.000, que se dio durante el gobierno de Ernesto Samper. “Ni siquiera podemos considerar la posibilidad de elegir a un presidente que pasaría su tiempo defendiéndose de ir a la cárcel, a donde quizás irá de todas maneras”, dijo Peñalosa.

La candidata del Polo Democrático, Clara López Obregón, arremetió contra Santos y Zuluaga advirtiendo que “son revelaciones muy comprometedoras, tanto de la campaña de Óscar Iván Zuluaga como todo lo que se ha venido diciendo de J. J. Rendón. Nosotros estamos perplejos y consideramos que quienes hacen la guerra sucia electoral no están capacitados para gobernar a Colombia”.

Marta Lucía Ramírez, candidata del Partido Conservador, aseguró que “eso corrobora que somos la mejor opción. Estamos dedicados a proponerle al país un programa, no podemos seguir con eso, con más de lo mismo, ese es un ejemplo de lo que no debe seguir. Me parece injusto con Colombia, deberíamos estar hablando de propuestas, de cómo enmendar los errores que ha cometido el presidente Santos durante estos cuatro años. Esta es un guerra sucia en la que infiltran la campaña de Óscar Iván Zuluaga, hay muchas cosas oscuras, pero él debió haber dicho que realmente conocía al señor Andrés Sepúlveda.

Con este escenario cerraron las campañas en las que hubo poco o nada de debate sobre propuestas y los señalamientos entre Santos y Zuluaga que rayan en lo judicial estuvieron a la orden del día. A una semana de las elecciones, según la última encuesta publicada por El Espectador, realizada por la firma Invamer Gallup, hay un empate entre estos candidatos con 29% de intención de voto, pero aún no se sabe nada.

Este escándalo podría inclinar la balanza y poner en el escenario de segunda vuelta a la candidata del Partido Conservador, Marta Lucía Ramírez; el de la Alianza Verde, Enrique Peñalosa, o la del Polo Democrático, Clara López Obregón. La última palabra la tendrán los electores el próximo domingo 25 de mayo.

493154

2014-05-18T20:44:39-05:00

article

2014-05-18T22:42:49-05:00

none

Redacción Política

Política

Escandaloso cierre de campaña

30

7656

7686