Escenarios del uribismo

Aunque no plantean las diferencias en público, las pruebas de interceptaciones de Óscar Iván Zuluaga a Francisco Santos no han caído bien en el Centro Democrático.

Los miembros del Centro Democrático el expresidente Álvaro Uribe, el director Óscar Iván Zuluaga y el exvicepresidente Francisco Santos en la polémica convención en la que Zuluaga fue proclamado candidato. / Gustavo Torrijos

Podría tratarse del detonante de las diferencias internas en el Centro Democrático. El país conoció las pruebas de que se estaba hackeando la información de los correos electrónicos del exvicepresidente Francisco Santos, en el momento en que se disputaba contra Óscar Iván Zuluaga la posibilidad ser el ungido como candidato a la primera magistratura. No obstante, el partido se ha unido para rechazar las filtraciones de la Fiscalía que, aseguran, están siendo dirigidas políticamente para afectar la colectividad.

La revelación la hizo la emisora La FM de RCN, que conoció las primeras pruebas físicas de que, con ayuda del hacker que contrató la campaña de Óscar Iván Zuluaga, Andrés Sepúlveda, se estaba ‘chuzando’ el correo de Francisco Santos y de su círculo más cercano. En la investigación que adelanta la Fiscalía se encontraron más de 2.000 archivos de comunicaciones de Santos con sus asesores más cercanos. Aunque no se trata de información relevante, sí queda claro que el vicepresidente efectivamente estaba siendo ‘chuzado’.

Aunque este hallazgo podría significar el divorcio definitivo entre Zuluaga y Santos, quienes están distanciados desde el momento en que Zuluaga fue ungido como candidato a la Presidencia por el Centro Democrático, la filtración de información de la Fiscalía no generó ese efecto y, por el contrario, en el partido uribista, aunque sin desconocer las fisuras, mantienen la tesis de que estas interceptaciones informáticas venían desde la campaña reeleccionista de Santos y eran ordenadas por el asesor J.J. Rendón, quien para junio del año pasado trabajaba con el hacker Sepúlveda.

Para Francisco Santos se trata de “una filtración de la Fiscalía en favor del presidente Juan Manuel Santos, que luego de minar la campaña de Óscar Iván Zuluaga, ahora quiere dividir el Centro Democrático porque sabe que es el partido que está en oposición de su gobierno”. Además, asegura, “el cuento del hacker es chimbo, como ya sucedió, no hay un juez que pueda validar como prueba lo que están presentando”.

Pero, más allá de la interceptación que está por confirmarse si fue realizada por el equipo de campaña de Zuluaga o por J.J. Rendón, la Fiscalía abrió investigación preliminar en contra del excandidato a la Presidencia del uribismo por la presunta obtención de información de inteligencia de forma ilegal.

Desde el Centro Democrático reaccionó el expresidente Álvaro Uribe, quien aseguró que la decisión del organismo de investigación se da como respuesta a la ampliación de la denuncia que realizó por el presunto ingreso de dinero del narcotráfico a la campaña a la Presidencia de Juan Manuel Santos hace cuatro años. “¡Qué raro!, ratifico y adiciono información sobre narcodineros a asesores y campaña Santos, Fiscalía reacciona con infamia contra Zuluaga”, dijo Uribe en su cuenta de Twitter.

Por ahora el uribismo continúa actuando en bloque, el exjefe de debate de la campaña a la Presidencia y exsenador Juan Carlos Vélez advierte que “el gobierno Santos tendrá que entender que lidiar con el Centro Democrático no va a ser fácil, porque será una bancada estudiosa y disciplinada”.

Sin embargo, El Espectador consultó a un senador electo del Centro Democrático que reconoce que, aunque actuarán de forma disciplinada y cohesionada, sí hay diferencias entre dos sectores en la colectividad que son quienes apoyaban a Zuluaga y quienes estaban con Santos en la elección del candidato a la Presidencia. Además, advirtió que aunque en el momento de la interceptación de los correos el hacker Sepúlveda trabajaba para J.J. Rendón, Francisco Santos continúa dudando de Zuluaga por la forma como fue derrotado en la convención de la colectividad.

Una serie de hechos que no resultan aislados. Se sigue conociendo información de las investigaciones de la Fiscalía sobre el hacker Sepúlveda, el expresidente Uribe arremete contra el mandatario Santos y continúa con las denuncias de fraude electoral y del presunto ingreso de dinero del narcotráfico a su campaña y el Centro Democrático radical en su oposición, pero con fracturas internas. Se trata del abrebocas del escenario de enfrentamiento político que se dará en el segundo gobierno de Santos.

 

Temas relacionados