'Esperamos a que se defina la identidad del Partido Verde'

Clara López asegura que aunque se estudia una alianza entre las dos colectividades prefiere esperar a que se defina la posición política de la Ola Verde. Asegura que su partido no tiene problemas de umbral.

/ David Campuzano

Después de la alianza entre el Partido Verde y Progresistas se habla de la posible alianza interpartidista con el Polo Democrático, teniendo a la presidenta del partido como una de sus candidatas. El Espectador habló con Clara López sobre esa posibilidad, así como del proceso de paz y la reforma a la salud.

Después de la alianza de los verdes y los Progresistas se habla de una posible consulta interpartidista. ¿Estaría dispuesta?

El tema de la tercería tiene que ver en el contexto colombiano con una opción distinta a la polarización Santos-Uribe. En mi criterio, esa opción tiene que ser de cambio real, transformacional. No puede ser una opción de cambio nominal o formal. Por eso a nosotros nos preocupa mucho que todavía no se sabe cómo se va a manifestar esa nueva alianza verde, porque los dirigentes que suenan para la consulta son contradictorios entre sí. Así que nosotros estamos esperando a que se despeje el panorama para ver qué identidad sale en el Partido Verde.

¿Las diferencias ideológicas de los integrantes de esa nueva alianza van a provocar que unos tengan que salir?

Esa es una decisión que tienen que adoptar ellos. Pero por lo pronto son una sumatoria de elementos muy disímiles que hace muy difícil caracterizar lo que representan.

Sin embargo, lo que sí está claro es que de darse una consulta, los candidatos serían Enrique Peñalosa y Antonio Navarro. Usted ha dicho que no le jala a una consulta con Peñalosa. ¿Por qué?

Porque la hipótesis más cercana de lo que implica una alternativa en este país es que no pertenezca al campo que uno quiere cambiar. Y uno sabe que Peñalosa ha militado en las toldas de Santos y de Uribe y nunca en las toldas alternativas.

¿No le parece que rechazarlo es cerrarse a que esa tercería sólo puede ser la izquierda?

Estoy de acuerdo en que la alternativa tiene que ser mucho más que la izquierda. Pero no tanto que se confunda con lo que se busca cambiar. Y ese es definitivamente el problema del Partido Verde, que tiene un sector que ha militado con Santos y con Uribe, otros que han estado en el centro y otros que han estado en la izquierda.

Cuando se hizo la alianza verde-progresista quedó estipulado que se le daría incondicionalmente el apoyo a la administración de Gustavo Petro. ¿Cómo podría darse una consulta interpartidista con ustedes, sabiendo las diferencias que tienen con el alcalde de Bogotá?

Usted quiere que yo haga de cuenta que los verdes ya tomaron sus determinaciones y no lo han hecho. La realidad es que nosotros vemos que han hecho una alianza que tiene varias complejidades, como la divergencia de posición política sobre prácticamente todos los temas, además de las diferencias frente a la administración de Gustavo Petro. Entonces, le insisto, voy a esperar. El Polo está a la expectativa de qué identidad asuma el Partido Verde para ver qué decisiones debemos adoptar.

Entiendo lo que dice, pero le cambio la pregunta: ¿cree que Antonio Navarro, en aras de una consulta con ustedes, tomará distancia de la alcaldía de Gustavo Petro?

Eso se lo tiene que preguntar a él directamente.

Sé que estamos hablando hipotéticamente, pero en cierta medida de eso se trata la política...

Le soy muy franca, uno puede especular. Hipótesis hay esas y muchas otras. No me voy a poner a especular sobre las hipótesis porque pienso que cada partido tiene la responsabilidad de asumir su propia identidad y su propio destino.

Le estoy preguntando si haría o no una alianza con Gustavo Petro dentro de la alianza verde-progresista.

Soy muy respetuosa de las decisiones que adopten, pero son sus propias decisiones y no quiero ponerme a decir nada sobre cuál sería nuestra posición frente a cada una de las múltiples hipótesis que existen.

Sí, pero usted es clara diciendo que no lo haría con Peñalosa porque él no representa un cambio. ¿Por qué no me responde si estaría dispuesta o no a hacer una alianza con un movimiento en el que esté Petro?

Hasta donde yo entiendo Gustavo Petro está en los verdes, a menos que los verdes ahora no sean los Progresistas.

No le entiendo su respuesta...

Es que usted me está preguntando si Gustavo Petro está en los verdes, y eso es lo que yo entiendo.

No, yo le estoy preguntando si haría una alianza con un partido en el que él esté...

Usted quiere encasillarme en si voy a hacer una alianza con los verdes o no. Quiero decirle con toda claridad: estoy en plena disposición y con la mente abierta para entrar a valorar lo que salga de los verdes; hoy por lo pronto no tengo elementos de juicio para hacerlo, porque ellos todavía no han encontrado su identidad. No me voy a meter en el juego de las hipótesis. Sé que interesa mucho, pero esperemos a que se desarrollen. Antes de eso no vamos a entrar a hacer vetos ni compromisos.

Ahora, hablando del Polo Democrático, en el partido hay quienes piensan que existe el riesgo de que no alcancen el umbral en las próximas elecciones. ¿Usted lo ve así?

Todas las encuestas confirman que no tenemos un problema de umbral. Sin embargo, en una reunión en casa de León Valencia les sugerimos a varios sectores de la izquierda sentados a la mesa que si la personería jurídica del Polo podía servir para que todos los sectores pudieran colocar ahí sus candidatos, pues la poníamos a disposición. En ese momento Antonio Navarro rechazó la posibilidad y tomó la determinación de ir por la personería jurídica de los verdes, y eso es respetable. Ahora estamos frente a la discusión del umbral. Espero que los dos partidos lo logren: eso sería lo óptimo para la democracia.

¿Y de la democracia dentro del Polo? Hay personas que se han sentido excluidas de la misma colectividad por sus maneras arbitrarias. Le hablo de los senadores Avellaneda y Romero, así como integrantes del Partido Comunista que pertenecen a Marcha Patriótica. ¿Qué va a pasar con ellos?

Hemos transitado por esta etapa de nueva legislación, con la Ley 1475, que estipula la doble militancia, diciendo que las directivas y miembros de los partidos no pueden pertenecer simultáneamente a dos partidos porque ello va en contravía del principio de representación que se debe a los electores. Nosotros hemos dicho que el Polo debe caracterizarse por su identidad y coherencia, y el que quiera pertenecer a él no puede simultáneamente pertenecer a otro partido o movimiento político.

Sin embargo, esos sectores piensan que hay un poco de autoritarismo dentro del partido por posiciones que ellos han planteado...

Cumplir la ley no es autoritarismo. Ellos mismos han constituido la bancada de Progresistas en el Senado de la República, a pesar de haber sido elegidos por el Polo. Cuando la gente toma sus propias decisiones no puede acusar a los demás de autoritarismo.

¿Es decir que el Polo no les va a dar el aval en caso de que quisieran hacerlo?

Ellos mismos han dicho que pertenecen al movimiento Progresistas. Ellos mismos tomaron las decisiones. No fuimos nosotros.

‘El minsalud respira por la herida’: López

Cree, como dijo el minsalud, Alejandro Gaviria, que ustedes, los más críticos de la reforma a la salud, deben asumir una responsabilidad política por lo que hicieron con los hospitales en el Distrito?

 

El ministro está respirando por la herida. Se ha convertido en un caballito de batalla para tratar de demeritar a todo un colectivo político en un país en donde las responsabilidades son de carácter individual. Con esa aseveración, el ministro trata de desviar la enorme responsabilidad que les cabe a todos los gobiernos por haberse embarcado en un sistema de salud en el que las EPS no cumplían y no fueron reguladas ni controladas. Fui alcaldesa de Bogotá y una de las primeras personas que denunciaron cómo las EPS no les estaban pagando a los hospitales. No creo que sea bueno lavarles las manos a las EPS tratando de desviar la atención. Y si él insiste en ese tipo de señalamientos, vamos a tener que ir ante los jueces para que podamos limpiar el nombre del partido.

‘No debe haber pausa en diálogos con las Farc’

Hablando ahora de la paz, ¿qué debería hacer el presidente?

Nosotros hemos sostenido que no debe haber pausa ni suspensión alguna, mucho menos rompimiento. Los antecedentes de las pausas son nefastos. Quisiera reiterar que a la mesa de La Habana le está haciendo falta una mediación. El grueso de las negociaciones exitosas en el mundo ha tenido entre las dos partes una tercera, no como facilitadora sino como mediadora. Llegó el momento y todavía no es tarde para que se involucre esa figura.

Dependiendo de la decisión que tome Santos, ¿va a ser o no reelegido?

La reelección depende menos de qué decisión tome entre suspender, continuar o romper los diálogos con las Farc, que de algo que es más fundamental que su propia política. Haber iniciado las conversaciones con las Farc fue valeroso, pero también es su responsabilidad sacar adelante exitosamente ese proceso.

últimas noticias

El Congreso con el que gobernará Duque

Las prioridades en la nueva legislatura