"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 11 horas

Estalla crisis entre Juan Fernando Cristo y César Gaviria

El exministro culpó al expresidente y actual codirector del Partido Liberal de querer dividir a la colectividad y de promover una "campaña sucia" en su contra para afectar los resultados de la consulta popular del 19 de noviembre.

El exministro Juan Fernando Cristo dijo sentirse engañado por el expresidente César Gaviria.Archivo

La campaña que han venido adelantado los dos precandidatos del Partido Liberal, Juan Fernando Cristo y Humberto de la Calle, para la consulta popular del próximo 19 de noviembre ha estado llena de tropiezos. Particularmente, por los dardos que van y vienen desde la Dirección de la colectividad y que han golpeado, evidentemente, al exministro Cristo quien, al parecer, ya no aguantó más. En una declaración pública, se refirió al expresidente César Gaviria, actual director de los del trapo rojo y de quien dijo sentirse engañado.  “Jugué en equipo, creí en la imparcialidad del árbitro y me equivoqué”.

(Lea: El liberalismo, por la consulta popular)

A lo que se refiere Cristo es a la campaña sucia en su contra que, según dijo, se viene promoviendo desde su misma colectividad y aparentemente orquestada por Gaviria. Lo anterior, producto de un rumor relacionado con supuestas presiones a congresistas desde algunos ministerios, entre ellos, el de Trabajo, a cargo de Griselda Restrepo, quien estaría instigando a legisladores para que voten a favor del exministro en la consulta de noviembre. De no ser así, según esos mismos rumores, Restrepo no apoyaría la reelección de los congresistas liberales en los comicios de marzo. “Gaviria conduce al liberalismo a la división y el fracaso”, dijo Cristo.

(Lea: Aguas turbulentas en el liberalismo)

En ese sentido, pidió al exnegociador de paz que fije una postura pública en torno a si acompaña o no “esta estrategia y diga si es partícipe (de la misma)”. Especialmente, porque, como se recuerda, en una reunión que sostuvo la colectividad hace varios meses, el expresidente lanzó su guiño a De la Calle incluso antes de que éste anunciara su aspiración presidencial. Una posición que no fue muy bien acogida por el resto de aspirantes por el liberalismo, argumentando falta de garantías a la hora de elegir el mecanismo del que saldrá el candidato presidencial de ese partido.

Sin embargo, recordó Cristo, él mismo apoyó la elección del expresidente Gaviria como director único de los rojos y una consulta popular para determinar la candidatura única. Por eso, insistió en que no se va a retirar como aspirante a la Presidencia y buscar el aval de su partido para defender su intención electoral. A propósito, este miércoles el senador Edinson Delgado se sumó al listado de los que no quieren consulta en noviembre, como sus copartidarios, Viviane Morales, Juan Manuel Galán y Luis Fernando Velasco.

El rifirrafe entre Gaviria y Cristo

La pelea que, en el escenario privado vienen sosteniendo el expresidente César Gaviria y el exministro Juan Fernando Cristo comenzó con las denuncias que, a través de W Radio, se dieron a conocer por parte de algunos congresistas en contra de la ministra Griselda. En voz baja, varios se quejaron de las presiones que supuestamente ella venía ejerciendo para favorecer a Cristo, en contraprestación de la gestión que hizo desde la cartera política para lograr su nombramiento como ministra.

Aparentemente, esas quejas llegaron a oídos de Gaviria quien, muy molesto, habría llamado al propio presidente Juan Manuel Santos para pedirle que pusiera una especie de “tatequieto” a sus funcionarios y les diera la orden de no participar más en política desde sus cargos. Incluso, se llegó a rumorar sobre eventuales investigaciones por parte de la Procuraduría.

Gaviria, por su parte, les habría enviado el mensaje a los ministros, incluido el del Interior, Guillermo Rivera, o el de Justicia, Enrique Gil Botero, que se apartaran de sus cargos si es que insistían en la necesidad de hacerle campaña a Cristo para la consulta de noviembre.

La más reciente denuncia tuvo que ver con que, supuestamente, se estaban repartiendo desde el Ministerio del Interior los Centros de Integración Ciudadana a los “alcaldes de Cristo” y, en general, a los partidos que apoyen al exministro en las urnas, en las próximas semanas. Un hecho que fue negado por Rivera, en entrevista con W Radio.