“Este no es el Congreso de la izquierda o de la derecha”: nuevo presidente del Senado

El liberal Lidio García Turbay hizo una férrea defensa del Acuerdo de Paz e invitó a los congresistas, y al país en general, a “pasar la página” y buscar las formas de implementar los acordado de la mejor manera.

Lidio García, nuevo presidente del Senado de la República.
Lidio García, nuevo presidente del Senado de la República. Óscar Pérez - El Espectador

El nuevo presidente del Senado de la República, el senador liberal Lidio García Turbay, empezó su primer discurso ante la plenaria de la corporación aludiendo a la nostalgia. Hizo mención a la época más violenta del país, a los más de 200.000 muertos y 60.000 desaparecidos que ha dejado el conflicto armado, a la corrupción y lo bien que le hubiese ido a la economía colombiana si los conflictos no hubieran tenido lugar en el territorio.

“Pero el país ha estado cambiando. Desde la Asamblea Constituyente de 1991, hemos dado pasos gigantescos por modernizar nuestras instituciones, crecer de forma sostenida, reivindicar los derechos de los ciudadanos, sancionar a los que deshonran la moral pública y, muy importante, conquistar la paz ausente”, dijo García Turbay.

Desde ahí, empezó una férrea defensa del Acuerdo de Paz y de su implementación, marcando una evidente diferencia tanto del anterior presidente del Senado, Ernesto Macías, del gobierno de Iván Duque en ese aspecto.

Le puede interesar: El Congreso de los independientes

“Fíjense en las ironías: mientras la comunidad internacional aplaude el más reciente acuerdo para poner fin a uno de los conflictos más antiguos de su mundo, en Colombia nos seguimos descuadernando en favor y en contra de lo que, a estas alturas, debería ser un hecho cumplido”, anotó García. “Es eso. Fuimos entrenados a no creer, a pensar mal, a sospechar, a buscar prosas simples donde está la poesía. Somos una generación de desconfianza que tiene la felicidad a la vuelta de la esquina, pero se empeña en seguir la avenida maliciosa del recelo”, agregó.

Mencionó su origen: El Carmen de Bolívar, en los montes de María, unos de los territorios que más ha vivido el horror de la guerra. “¿Ya nos olvidamos de los noticieros que nos mandaban a dormir con la última imagen del país ensangrentado? O ¿es que acaso las echamos de menos? Las preguntas no son solo para los que, con discursos obstinados se niegan a aceptar que ya no estamos en confrontación, sino para quienes, señalando con tozudez a los otros, utilizan también tonos guerreristas de desestimación”, manifestó el nuevo presidente del Senado.

Lea también: Las peticiones de Duque al Congreso en la instalación de la segunda legislatura

Para García, es hora de “pasar la página” y, por lo tanto, el reto que se tiene desde el Estado y desde el Gobierno Nacional no es ver cómo se rectifica el Acuerdo de Paz, sino cómo se aplica “de la manera más conveniente”. “Ningún pacto es perfecto. Este, es verdad, tiene sus erratas, seguramente menores de las que tuvieron los siete procesos de paz que le antecedieron porque toda negociación mejora la siguiente, pero es el que logramos, con la mediación no de un gobierno sino del Estado. Ya fue suficiente. Por favor. Nuestro desafío, ahora, es como agendar el futuro de la nación”.

Por eso, instó a que la tarea era buscar los recursos necesarios para la implementación del Acuerdo de Paz y proteger a quienes está regresando a sus tierras o buscando los espacios de participación democrática.

Congelar sueldos de congresistas

García Turbay sorprendió con la propuesta de congelar el salario de los congresistas y les pidió a sus colegas que, a tono con la situación económica del país, se pusieran en los zapatos “de los menos favorecidos”. “Hagámoslo por los últimos tres años de esta legislatura. Esto no nos haría daño alguno, pero si podríamos con esos recursos invertirlos en escuelas y puestos de salud. Pongámonos de acuerdo en esta iniciativa queridos compañeros”, dijo.

Lea más: Macías despide su presidencia pidiendo debate por campaña reeleccionista de Santos

Se refirió a la corrupción y pidió un nuevo pacto ético por el país. “Yo mismo radicaré un proyecto de ley que establezca la Cátedra anticorrupción obligatoria en los últimos grados de la educación básica secundaria, para empezar a formar entre las próximas generaciones una nueva moral pública”, señaló el senador liberal. Aprovechó para lanzar dardos a la empresa Eletricaribe, que provee del servicio de energía al Caribe colombiano, y le solicitó al Gobierno Nacional para que no dilate más la solución a la crisis desatada por la mala prestación del servicio en esa región del país.

No obstante, García Turbay culminó su intervención pidió rodear las propuestas del Gobierno Nacional siempre que sean coherentes “con los más altos intereses del país”. “No podemos equivocarnos. Este no es el Congreso de la izquierda y de la derecha. Aquí estamos todas las fuerzas políticas que congrega el país, con el legítimo derecho a exigir que se respeten posturas de centro o la opción de pensar diferente”, señaló García.

872031

2019-07-20T19:59:04-05:00

article

2019-07-20T20:02:35-05:00

germangp8_76

none

-Redacción Política

Política

“Este no es el Congreso de la izquierda o de la derecha”: nuevo presidente del Senado

89

5580

5669