"Este país está muy dividido, muy polarizado": Santos

En entrevista para el diario El País de España, el exmandatario aseguró que la paz en Colombia es irreversible. Mañana lanza en Bogotá la Fundación Compaz, con la que espera trabajar en la defensa de su legado.

Juan Manuel Santos lanza este lunes su Fundación Compaz.Archivo El Espectador

Para el expresidente Juan Manuel Santos, la paz de Colombia “es irreversible” y aunque tendrá dificultades, “se requiere más tiempo, más esfuerzos, modificar sentimientos, prejuicios, modificar formas de pensar”. Fue lo que dijo en una entrevista concedida al diario El País de España, en la que anunció el lanzamiento, este lunes en Bogotá, de la Fundación Compaz, con la que espera continuar su trabajo en pro de la reconciliación del país.

El exmandatario reconoció, sin embargo, que a pesar de que hizo desde su gobierno por unir a Colombia, no lo pudo lograr: “No pude. Este país está muy dividido, muy polarizado, como están la mayoría de los países del mundo. La polarización paraliza, no permite la buena gobernabilidad”, manifestó.

En la entrevista, Santos reconoció que todo lo sucedido alrededor del plebiscito con el que intentó refrendar los acuerdos firmados con las Farc en La Habana, alimentó la polarización que hoy aún padece Colombia. Y señaló que una de las decisiones más difíciles de su mandato fue el operativo con el que se dio de baja a ‘Alfonso Cano’, entonces máximo comandante de esa guerrilla.

“Yo sabía que no se iba a dejar capturar, pero esa decisión fue muy difícil porque estaba en riesgo el proceso de paz. Había puesto sobre la mesa unas reglas de juego clarísimas, que seguía la guerra mientras habláramos y hasta que no tuviéramos acuerdos no habría cese al fuego. Respetando esas reglas de juego, autoricé esa operación. Fue una decisión muy difícil”, indicó.

Asimismo, el exjefe de Estado enfatizó que a pesar de todas las dificultades, nunca pensó en “tirar la toalla”: “Sentí muchos momentos de inmensa frustración, pero nunca pensé en desistir en mis propósitos, que no eran solamente buscar la paz. Tenía claras las prioridades de mi Gobierno. Fuimos el país que redujo más, según la CEPAL, las desigualdades en estos últimos años que cualquier otro país de América Latina, pero soy el primero en reconocer que las desigualdades en Colombia son todavía vergonzosas”.

En algunas preguntas de los periodistas, Santos reiteró la postura que, dijo, tendría una vez saliera del poder: no interferir en la labor de su sucesor. “No quiero referirme a la situación actual porque tomé la decisión de no interferir, pero le puedo decir algo muy importante. Leí ayer un artículo del presidente Duque que dice en el primer párrafo que el puerto de destino, me gusta mucho que use ese símil, va a ser la equidad. Ahí nosotros hicimos un gran esfuerzo, un gran avance y qué bueno que esté construyendo sobre construido”, concluyó.